•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Maikel Reyes, el goleador de la Selección Sub-20 de Cuba, forma parte de una generación que parece puede cambiar el rumbo del fútbol en su país. Junto a una veintena de jugadores se ganaron a pulso su cupo al Mundial de Turquía 2013, un hecho sin precedentes en esta categoría para los cubanos.

“Siempre creímos en hacer historia en el Premundial de México a pesar que nos miraban como el candidato a ser último del grupo. Eso nos motivó más y creo que lo demostramos desde el inicio ante Canadá. Ahí agarramos más confianza jugando a nuestro estilo”, dijo Reyes mientras entrenaba en el Estadio Pedro Marrero en La Habana ahora enfocado en el Mundial Sub-20.

Los cubanos a base de una velocidad impresionante, jugando a contragolpe, dieron cuenta de los canadienses 2-1, venció a Nicaragua 3-0 y se metió a la semifinal tras derrotar 2-1 a Costa Rica. Luego aunque perdieron ante Estados Unidos y El Salvador, su fútbol dejó huella con un talento innegable, que quiere seguir abriéndose espacio en Cuba y por qué no, fuera también.

Ese es el sueño de muchos jugadores que forman esta selección, incluyendo a Reyes, quien se compara por sus características con Samuel Eto’o. “No es una decisión que está en mis manos, quiero probarme en otra liga, ojalá fuera de Europa pero todo depende de lo que decidan las autoridades de nuestro país”, agregó el cubano de Pinar del Río.

El deseo de Reyes como de otros de la Sub-20 no sería bien recibido pero ahora la dirigencia cubana lo ve bien y hasta explicaron en un encuentro con cronistas deportivos de Latinoamérica, que no descartan que estén cerca de cumplir su sueño pero bajo la tutela del gobierno.

“Esperemos que sea pronto que nos den esa oportunidad porque sí nos gustaría demostrar que el fútbol acá se juega y con calidad. Pero si no llega el chance tampoco me sentiré mal”, expresó.