•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El derecho de los Filis, Juan Carlos Ramírez, disfruta de un cambio drástico en sus números en las menores. ¿Pero era algo que él esperaba?

“No sé si lo esperaba, pero desde que me bajaron el ángulo del brazo en el Spring Training me he sentido mejor, con mucha más confianza”, explica Juan Carlos.

“Me siento tan cómodo con el cambio que he tomado más confianza al lanzar el sinker. Lo estoy tirando a buena velocidad y con dominio, por eso casi no estoy usando la recta, solo en ocasiones. Creo que lo necesitaba porque me ha dado la oportunidad de dominar más las situaciones de juego en las que me pueden hacer daño”, comentó Juan Carlos ayer desde Estados Unidos.

Ramírez fue recién ascendido a Triple A. Antes, con el Reading en Doble A, tiró durante siete entradas sin permitir carreras, y en su nuevo equipo, los Cerdos de Acero, lleva tres episodios con la misma dosis.

“Estoy obligando a que bateen más batazos al cuadro, no estoy sofocado y me ha ayudado a dominar más cuando tengo corredores en base. Para que tengan una idea, calculo que el 90% de mis lanzamientos en cada relevo son sinker, y el 4% son rectas, porque también estoy usando el slider con buenos resultados”, agregó.

Sus números hablan más claro del cambio, Ramírez apenas permite cuatro hits en 10 entradas, lo que se traduce a uno permitido cada 2.5 episodios lanzados, poncha a nueve y lo mejor es que solo otorga dos bases, mostrando un control inmejorable con sus envíos.

“No estoy pensando si este año me suben los Filis. No es eso lo que me motiva, sino que pienso más en cómo sentirme más seguro en la loma, y si con eso sumo mejores números, bienvenidos sean. Ya me acomodé a mi rol de relevista que todavía no lo había hecho, ahora espero mantenerme saludable”, concluyó.

 

Perdió Douglas

A pesar de que en 5.1 entradas permitió dos carreras, tres hits y ponchó a ocho, Douglas Argüello sufrió su primer revés con los Toros de Tijuana en la Liga Norte de México el martes. El nica dejó el duelo 2x1 ante los Aguiluchos de Mexicali, pero no recibió el respaldo de sus compañeros, y dejó su balance en 3-1 y efectividad de 1.14 por tres limpias en 23.entradas.