•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En medio del buen arranque de Everth Cabrera con los Padres, sus expresiones desde el teléfono no parecen llenas de optimismo, por el contrario, se le escucha más maduro y muy autocrítico con sus retos para este 2013.

“Apenas está iniciando la campaña. Me siento bien porque estoy en .273 puntos, pero debo mantenerme así para hacer una buena temporada. Eso es un reto, porque pretendo jugar unos 150 partidos y tratar de ser constante, pelear el liderato en robos, y eso solo se logra si te mantienes sin lesiones.”, comentó ayer el nica en su día de descanso.

Pero no significa que descansó. Tuvo una sesión de entrenamiento fuerte, enfocado en su bateo. Lleva cinco ponches en sus últimos diez turnos. “Eso solo refleja lo dura que se está poniendo la Liga, y si no trabajas más fuerte las cosas se complican. Debo seguir trabajando para hacer más corto el swing y no hacer más de lo que se puede”, agrega.

Hoy, los Padres inician serie de tres juegos con los Gigantes. “Enfrentar a San Francisco es un reto mayor para mí, porque ahí está uno de los pítcheres que considero más difíciles, Barry Zito. De eso se trata, prepararse para dar batalla cada turno. Además, te espera Tim Lincecum. No te podés descuidar porque te ‘matan’”, dijo Cabrera, quien lleva dos jonrones, su máxima cifra en una temporada, suma seis robos y tres veces ha sido atrapado.

Uno de los vuelacerca fue bateando a la derecha. “Esa es la meta, batear más a ese perfil. Pero eso es parte de la meta principal: tomar más bases y anotar más”. Por cierto, a propósito que lo están usando como primero y segundo bate, Cabrera explica que está más cómodo de segundo. “Siento que me lanzan más cuando soy segundo, porque no quieren enfrentar con hombre en base a Chase Headley, a quien considero un bateador oportuno”.

 

Ramírez en la Triple A

Juan Carlos Ramírez sumó otra entrada sin carreras en Triple A con los Cerdos de Acero. Ponchó a uno, llegó a diez en once innings y mantuvo su efectividad en 0.00 pero su equipo cayó 5x1. Cheslor Cuthber bateó de 4-2 con el Wilmington en Clase A y quedó en .250 puntos.