•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La ciudad de Río de Janeiro recuperó hoy el estadio Maracaná después de casi tres años en obras y ahora se plantea nuevas inversiones en infraestructura por miles de millones de dólares, informaron fuentes oficiales.

El Maracaná fue reabierto en un acto encabezado por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, antes del cual el secretario municipal de Obras Públicas de Río de Janeiro, Alexandre Pinto, dijo que "el estadio es importante, pero forma parte de un gran proyecto de revitalización" de toda la zona central de la ciudad.

El funcionario garantizó que todos esos proyectos estarán listos para mediados de 2014, cuando se disputará el Mundial de fútbol de la FIFA, el primero de los grandes eventos deportivos que acogerá Río de Janeiro, que en 2016 será sede de los Juegos Olímpicos.

El nuevo estadio, cuyas obras comenzaron en agosto de 2010, costó 808,4 millones de reales (unos 404 millones de dólares) y es el inicio de un proyecto que remozará el barrio del mismo nombre y otros adyacentes, que estuvieron abandonados durante décadas.

Según los planes oficiales, ahora faltan obras en el entorno del Maracaná que atenderán toda la zona y cuyo costo ha sido calculado en otros 564 millones de reales (282 millones de dólares).

Pinto dijo que parte de esas obras estarán destinadas a concluir los accesos al Maracaná, lo cual implica intervenciones en una estación de metro vecina al estadio, que da nombre al barrio en que se sitúa.

Asimismo, abarcan las aceras en un perímetro de varias manzanas a la redonda, trabajos de jardinería y drenajes, una pasarela peatonal que unirá el estadio a un parque cercano y obras para desviar el río Joana, que corre a unos 700 metros del Maracaná.

Además, las autoridades de Río de Janeiro trabajan en el diseño de un plan de construcción y mejora de infraestructuras en las comunidades de Lins, Rocinha y Jacarezinho, incluidas en un plan de inversiones por 2.600 millones de reales (unos 1.300 millones de dólares) que será oficializado en los próximos días.

De ese total, cerca de 600 millones de reales (300 millones de dólares) serán destinados a Jacarezinho, la cuna del exfutbolista y actual diputado Romario Souza Faria, quien era esperado hoy para el partido inaugural del nuevo Maracaná junto a otros antiguos astros del fútbol, como Ronaldo y Bebeto.