•  |
  •  |
  • END

Jason Bay no es Manny Ramírez, pero ha funcionado eficazmente como una aproximación. Algo así como “no es un Picasso, pero parece”. Anoche en Anaheim, su jonrón de dos carreras retorciendo el cuello y arrancando el brazo de John Lackey en el inicio del sexto, con Kevin Youkilis en las bases, fue decisivo en la primera victoria de los Medias Rojas sobre los favoritos Ángeles, arrancando los play offs cortos, pactados a cinco juegos.

Impulsador de 101 carreras con 111 anotadas y 31 jonrones, sumando sus esfuerzos entre Piratas y Medias Rojas en este 2008, Bay agregó un doblete a su gestión ofensiva, mientras el fogoso Jacoby Ellsbury, con una gran atrapada y un cohete remolcador en el inicio del noveno, fue eficaz contribuyente en el triunfo de la tropa de Terry Francona 4 por 1. Apúntenle a David Ortiz otro batazo productivo.

La multitud rugió cuando Anaheim tomó ventaja en el cierre del tercer inning con hit de Torii Hunter contra el zurdo John Lester, impulsando a Garret Anderson. Un error en fildeo del short stop Lowrie sobre batazo de Vladimir Guerrero, debió cancelar la entrada, no abrirle espacio a Hunter en el cajón de bateo.

El derecho Lackey sujetó firmemente esa pequeña ventaja hasta el quinto inning, pero en el sexto, después de dominar a Ortiz, boleó a Youkilis, ponchó a J. D. Drew, y enfrentó a Bay, que sin las trenzas de Manny, hizo saltar las costuras de una bola rápida, haciéndola caer en las tribunas del jardín izquierdo. Ahora Boston estaba en ventaja 2-1.

En el cierre del octavo, los Ángeles malograron una buena oportunidad de equilibrar la pizarra, cuando Vladimir Guerrero, que conectó hit con un out, trató de extenderse hasta tercera con un batazo bombeado que Kevin Youkilis no pudo atrapar corriendo paralelo a la raya de primera de espaldas al plato, pero logró recuperarse, hacer un excelente tiro a tercera, y matar a Guerrero.

Jonathan Papelbon, pistola en mano, entró como a una taberna en el viejo oeste y colocó contra la pared a los de California, terminándolos de someter. El viernes, Daisuke Matsuzaka enfrentará a Erwin Santana, en otro duelo de cruce de dedos.