•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El poder aéreo de Cristiano, un gol de cabeza en cada tiempo, resolvió el partido con el Vallodolid, a favor del Real Madrid 4 por 3. El gol abridor de DiMaría forzando el empate 1-1, y el de Kaká, completaron la cuota del Madrid, que espera por el resultado del duelo Barcelona-Betis, hoy.

Se presentaba dividida la noche en Chamartín pese al buen gesto del equipo aplaudiendo a su afición, que devolvió el cariño con aplausos. Hay que preparar la final de Copa contra el vecino Atlético. El Valladolid mostró ese descaro con pelota de la filosofía de Djukic, y el local acusó el duro golpe de la eliminación después de exprimirse al máximo el round final contra el Borussia. La noche de divisiones se puso a la contra muy pronto. Primer error grave y gol encajado. Di María cometió un pecado horizontal en el borde del área hacia Carvalho, que Oscar, más rápido y listo, interceptó y decidió perfecto delante de Diego López.

La cosa reactivó en algo el orgullo de jugadores bajo sospecha como Kaká y Di María. Benzema se esforzaba, presionaba y se desgastaba, pero con poca ayuda del resto y escasa coordinación en ataque en uno minutos muy pobres del equipo de Mourinho. Llegaba tarde hasta Cristiano.

La espesura del juego blanco impacientó hasta un disparo de Kaká, previo al gol a pachas entre Di María y el central pucelano Marc Valiente. Fue en uno de esos caracoleos que tanto daño hacían la temporada pasada, en los que encara al marcador y se va abriendo en busca del ángulo de disparo.

Soltó entre piernas contrarias uno cuya trayectoria la desvió el pie de Marc Valiente, acertijo sin solución para el portero. El gol enderezó el rumbo y Cristiano se fue alegrando un tanto a medida que su equipo encontró un rato de ritmo y velocidad. En fin una victoria que reconforta.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus