•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

De pronto, el nandaimeño Everth Cabrera parece ser producto de una ficción de Dickens o de Balzac. Un pequeño agigantado bateando el viernes de 5-2 con su tercer jonrón de la temporada, y el sábado de 5-3, volándose la cerca por cuarta vez, robando su base 19 que le permite alcanzar la cifra de 100 en su carrera, impulsando 4, y mejorando hasta 267 su promedio. ¡Wow! Exclamamos frotando nuestras manos con los ojos agrandados. Y aunque ayer Cabrera falló dos veces, ponchándose por vez primera en su agitado fin de semana, deslizando hasta 264 su average, la inmensa satisfacción por la incidencia que ha conseguido en el engranaje de los Padres, permaneció intacta.

¡Cómo cambian las perspectivas! Hubo un tiempo en que nos refugiábamos en sus habilidades defensivas y su rapidez de piernas para tejer algunos sueños sobre un futuro de pausados giros. Batea poco, carece de punch y no logra ser incidente, pero se hace sentir embasándose de cualquier manera, y eso le otorga nivel de utilidad, pensábamos con pretensiones limitadas.

Pero Everth ha erosionado en los primeros dos meses de este 2013, saltando sobre dos bajones de voltaje preocupantes. Su constante presencia en las bases, permite considerarlo como un firme aspirante a conseguir su segunda corona de robos. Su frecuencia, podría ser la misma del 2012, pero como hace un año robó su primer costal hasta el 24 de mayo por haber estado fuera del roster de San Diego, su cifra líder de 44, puede estirarse hasta 60 o más, y su porcentaje de 246 en 115 juegos, puede elevarse unos 14 puntos.

Y se trata de cálculos muy factibles. Con 20 empujadas en 49 juegos, está a solo 4 del total logrado en el 2012 participando en 66 más, lo cual es muy significativo, y se observa la tendencia a mejorar evitando poncharse. Este fin de semana en 14 apariciones, solo se ponchó una vez. No estamos considerando que esa formidable relación va a mantenerse, pero podría andar por los 110 que le clavaron el año pasado, perdiéndose 47 juegos, algo que solo lesionándose podría ocurrir en este 2013, en vista de lo indiscutible de su titularidad, y su interés por estar en los box scores.

Ver a Everth antes de cerrarse el segundo mes de campaña con 19 robos, 20 remolques, 51 imparables, 4 jonrones, 28 anotadas, 264 puntos, 22 boletos y 42 ponches, obliga a ser optimistas respecto a sus proyecciones.

Y mientras Evert abrillanta nuestro interés en seguir sus huellas día a día sin parpadear, el derecho de Telica Wilton López, de 29 años, quien estuvo a punto de ser pitcher ganador el sábado por los Rockies contra los Gigantes lanzando un rápido y autoritario cero, antes de ser “traicionado” por Rafael Betancourt que ingresó solo para entregar el botín, abriendo el piso para una derrota por 6-5 a última hora, volvió a dibujar otro cero ayer cerrando juego con la causa perdida 7-3, mejorando a 3.38 su promedio en efectividad.

Es alentador para nosotros y los Rockies, que el raramente desconocido Wilton visto en el mes de abril con el catastrófico promedio de 6.17 en 11 entradas y dos tercios, facilitando 8 carreras limpias y perdiendo un juego, ha vuelto a ser el relevista dominante que tanto les llamó la atención a los Rockies cuando lanzaba para los Astros de Houston. Antes del cero pintado ayer, Wilton lanzaba para 1.29 en este restaurador mes de mayo.

Trabajando 26 entradas y dos tercios, Wilton no permite jonrón en 26 relevos, y después de cero pasaportes en el tormentoso abril, cede cuatro en mayo, con 23 ponches, agregando los dos que logró ayer contra Marco Scutaro y Pablo Sandoval. De manera que Wilton da la impresión de estar lo necesariamente bien aceitado.

 

dplay@ibw.com.ni