elnuevodiario.com.ni
  • San Petersburgo |
  • |
  • |
  • EFE

La lucha, el béisbol/sóftbol y el squash se jugarán una plaza en el programa deportivo de los Juegos Olímpicos de 2020, anunció este miércoles el COI.
La Comisión Ejecutiva reunida en San Petersburgo seleccionó esta relación de finalistas entre una lista de ocho aspirantes, que completaban el karate, la escalada, el wakeboard, el wu-shu y el patinaje.
La asamblea del organismo elegirá el próximo mes de septiembre en Buenos Aires cuál de esos tres deportes es olímpico en 2020.
La lucha ya lo es y también lo será en 2016, pero la Ejecutiva la propuso el pasado febrero para salir del programa. Ahora la recupera, en competencia con los otros dos, para que decida la asamblea.
Mark Adams, Director de Comunicación del COI, explicó que los ocho deportes hicieron este miércoles una presentación de 20 minutos por orden alfabético, y los miembros de la Ejecutiva utilizaron luego el voto electrónico, por un sistema de eliminación, para elegir.
Hubo que votar 11 veces, porque se registró empate en algún descarte. En la primera votación se eligió la lucha con mayoría absoluta de ocho sobre 14. El segundo elegido fue el béisbol/sóftbol, que llegó a un mano a mano con el kárate y ganó 9-5. El squash fue seleccionado en la tercera ronda de votaciones y se impuso con 8 votos al wu-shu (3) y a la escalada (2).
Hubo dos deportes que no recibieron ni un voto en ninguna de las rondas: el patinaje de velocidad y el wakeboard.
La lucha forma parte del programa olímpico desde la primera edición de los Juegos, en 1896, y la amenaza de exclusión fue considerada un ataque a los principios del olimpismo por las otras federaciones, que firmaron una carta favorable a su readmisión.
La Federación Internacional, además, reaccionó con rapidez con un cambio de presidente y con una modificación de sus reglas de competición, a lo que añadió otros detalles como la inclusión de mujeres en su Junta Directiva.
También obtienen ahora un premio a su esfuerzo las federaciones de béisbol y de sóftbol, que fueron olímpicas desde 1992 y 1996, respectivamente, hasta 2008. Los dos deportes decidieron el año pasado, asesorados por el COI, fusionarse en una sola federación y pedir su reingreso en los Juegos como un único deporte con dos disciplinas: el béisbol para hombres y el sóftbol para mujeres.
El gran reto que deben afrontar ahora es conseguir una garantía de participación de los profesionales de las Grandes Ligas de béisbol en los Juegos, algo complicado porque coincide con su temporada de juego.
El squash, por tanto, sería el único deporte realmente novedoso en los Juegos si finalmente es aprobado en septiembre. Ya se quedó a las puertas en 2005 y en 2009, cuando se aceptó el golf y el rugby.
Los Juegos pueden ganar así un nuevo deporte de raqueta, que se uniría al tenis, al tenis de mesa y al bádminton. Se practica en más de 180 países, y entre sus defensores como posible deporte olímpico se ha pronunciado el suizo Roger Federer.
El presidente de la Comisión del Programa Olímpico, el italiano Franco Carraro, explicó que en septiembre se votará, en primer lugar, si los 25 deportes que el COI considera nucleares son admitidos como tales, y luego se elegirá uno entre los tres propuestos este miércoles.
“Esto no es un partido de fútbol con dos tiempos. Primero termina un partido y luego empieza el segundo, con el marcador a cero”, comentó.