•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Después de verlo hacer tres intentos discretos por calificar como big leaguer, y moverse con cierto sigilo por siete años en las Ligas Menores, las expectativas sobre el zurdo de 25 años, Domonic Brown, parecían estar sujetadas por una camisa de fuerza. Pero finalmente ha hecho explosión dinamizando la alineación de los Filis de Filadelfia y capturando la atención del planeta beisbol. Ayer, disparó su octavo jonrón en los últimos nueve juegos llegando a 16, cifra líder en la Liga Nacional, empujando a su equipo, a un triunfo por 7-5 sobre los Cerveceros de Milwaukee. En su violenta arremetida, Brown registra .412 puntos (de 34-14 en 9 juegos) con ocho vuela-cercas y 15 remolques.

El zurdo Cliff Lee aprovechó la erupción de Brown para construir su séptima victoria ponchando a 11 en siete innings y dos tercios, con 2.45 en efectividad. Los Filis, que no han podido salir del mar de las dificultades este año, presentan balance de 27-30 persiguiendo a los también inseguros Nacionales de Washington, sublíderes del Este en el llamado viejo circuito.

No menos impactante que Brown, está el zurdo Patrick Corbin de los Cascabeles de Arizona, victimario de los Cachorros 8-4 y primer ganador de 9 juegos en las mayores sin perder mostrando 2.05 en efectividad. Corbin de 23 años, registró 6-8 con 4.54 durante 22 juegos con 17 aperturas en el 2012, y no estaba siendo considerado como miembro de la rotación de Arizona después del spring training. Sin embargo, hoy en pleno crecimiento, es el mejor pítcher de la Liga.

El sábado, apoyado por un jonrón con bases llenas del venezolano Miguel Cabrera, su número 17 llegando a 65 impulsadas, el derecho Justin Verlander de los Tigres, obtuvo su séptimo triunfo por cuatro reveses, con 3.70 en carreras limpias.

Por los rugidores agregaron jonrones Prince Fielder, Victor Martínez, Johnny Peralta y Alex Avila.

Mientras Adam Wainwright de los Cardenales ponchaba a 10 gigantes limitándolos a solo una carrera en nueve entradas, asegurando su octavo triunfo con cifras de 7 por 1, en Miami, el joven cubano José Fernández, reaccionando a la peor salida de su corta carrera, logró su tercera victoria equilibrando su balance, permitiendo solo tres hits a los Mets imponiéndose 8-1, y el domingo, los Marlins volvieron a amargar al “fuera de serie” Matt Harvey, fabricándole cuatro carreras en cinco entradas y afectando su efectividad de 1.85 a 2.17, pero sin poder quitarle lo invicto. Ganó Miami 11 por 6, con una ofensiva de siete carreras en las últimas tres entradas, sin Harvey en la trinchera.