•   París  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Fin del camino para Roger Federer en París. El francés Jo-Wilfried Tsonga lo derrotó por 7-5, 6-3 y 6-3 y puso su nombre en la semifinales de Roland Garros, donde espera por el español David Ferrer, que aplastó a su compatriota Tommy Robredo por 6-2, 6-1 y 6-1. Los otros dos cruces de cuartos (Djokovic-Haas y Nadal-Wawrinka) quedarán para el miércoles.

Tsonga supo imponer condiciones desde su potente derecha y un sólido servicio, que le permitió jugar el 75% de los puntos con el primer golpe y ganar el 81% de esos tantos.

De todas maneras, la cuota de tiros ganadores estuvo repartida, con 26 para el francés y 25 para el suizo. ¿Cómo se explica entonces tamaña diferencia a favor del galo? Desde la inestabilidad de Federer, particularmente impreciso con la derecha y sumamente errático en los momentos claves del partido.

En total, fueron 34 los errores no forzados para el ex N°1 del mundo contra 22 del local, pero la estadística cobra otro matiz en tres juegos decisivos: Roger al servicio 5-6 en el primer set, 0-1 en el segundo y 3-5 en el tercero. En todos los casos (uno definía un set; otro, el partido), cedió el game con cuatro errores no forzados.

Valiéndose de esas licencias, Tsonga se mantuvo constante luego de un tímido arranque de partido que lo vio 2-4 en el primer parcial y encaminó el juego hacia su costado, ante un Federer que daba muestras de batalla pero que se repetía en equivocaciones, incluso en la red, donde solo ganó el 50% de los puntos.

De esta manera, el suizo faltará a las semifinales de un Grand Slam por segunda vez en las últimas ocho ocasiones (y tercera en las últimas 12). Para Tsonga, será su quinta participación en dicha instancia de un torneo grande, con un récord de 1-3 (Australia 2008, la única victoria). En París, nunca había pasado los cuartos.

Su rival será el N° 5 del mundo, el español David Ferrer, que con otra muestra de jerarquía se metió entre los mejores cuatro de Roland Garros por segundo año consecutivo.