•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¿Recuerdan el escándalo provocado alrededor de la vinculación de peloteros con una Clínica en Florida en febrero, recién abiertos los campos de entrenamiento? Lo que nos estremeció, fue encontrar entre los señalados como sospechosos al nicaragüense Everth Cabrera. “¡Diablos!” --pensamos--, “no puede ser”. Y después de escuchar del infielder de los Padres entrar en explicaciones durante una amplia entrevista, genuinamente emocionados y convencidos, titulamos “Hay que creerle”.

Sin embargo, los investigadores de Ligas Mayores no se detuvieron. Su lupa nunca fue “desactivada”. Así que siguieron acumulando pruebas, y por supuesto siguiendo las huellas de los sospechosos. Y ayer, un estallido volvió a sacudirnos: “Están tratando de suspender a 20 peloteros que sostuvieron conexión con la empresa Biogénesis fundada por Tony Bosch, responsable de la clínica que fue cerrada. Los nombres más grandes son los de Ryan Braun y Alex Rodríguez, y entre ellos, reaparece el de Everth Cabrera.

Hace unos meses, la sencillez de Cabrera, con el soporte de su honestidad, ofrecía seguridad al afirmar: “No tengo nada que ver con el consumo de sustancias prohibidas”. El manager Bud Black lo respaldó de inmediato, y su abogado le recomendó no entrar a discutir detalles sobre el caso y enfocarse en su preparación para la temporada.

“Yo no sé mucho acerca de esa clínica”, dijo Black en aquella ocasión. “Espero que la gente de Grandes Ligas se encargue de eso. El juego en sí tiene que procesar esto”. Y por lo que estamos leyendo y escuchando, en informes publicados por ESPN y MLB.com, exactamente eso es lo que han estado haciendo, mientras los “sospechosos”, incluyendo a Gio González, Nelson Cruz, Meky Cabrera, Bartolo Colón, Francisco Cervelli y Jesús Montero, y otros de menor notoriedad, han continuado en acción.

Dijimos que en casos como este hay algo inevitable, y es la sombra de la duda, eso que persiste, aunque todo se aclare. Y citábamos lo ocurrido con Ryan Braun, de los Cerveceros, un pelotero Más Valioso de la Liga Nacional, quien marcó un excedente de testosterona, no propiamente producida por su cuerpo, sino sintética. El caso Braun saltó al tapete en el preciso momento en que Manny Ramírez, dos veces sancionado y con una sentencia de 100 juegos reducida a 50, regresaba a la lista de peloteros disponibles como agentes libres.

El despacho que está circulando informa que el Comisionado podría solicitar 100 juegos de suspensión tanto para Rodríguez y Braun, como para los otros involucrados, por falsear dos veces su vinculación con el dopaje, negando haber utilizado recursos ilícitos y también su relación con la clínica. Eso sí, se necesita una declaración jurada de Bosch, de que los registros son precisos y reflejan interacciones entre los peloteros y la clínica cuestionada. Sin eso, toda la argumentación se debilita, así se cuente con recibos, números telefónicos y otros detalles. Incluso se piensa que la lista puede alargarse. Hasta hoy se han identificado jugadores por documentos.

Como es natural, se está haciendo una negociación con Bosch, quien está exigiendo mayores garantías para amortiguar cualquier acusación. Los investigadores de las Mayores, espera obtener la colaboración de gente vinculada con la clínica, pero pueden presentarse inconvenientes, aunque la presión colocada sobre Bosch se ha intensificado mucho, y este podría verse atrapado y sin salida, y soltarse.

En febrero, Everth dijo: “La información me sorprendió, pero no me asustó. Me siento limpio, no tengo ningún temor. Cualquier atleta puede visitar una clínica, y eso no lo condena, sino el consumo. Fui a una cita costosa, pero tuve miedo y me eché para atrás. No recibí ningún tipo de medicamentos. No busco cosas para mejorar. No soy así”.

Everth explicó que su anterior agente, Juan Núñez, le estuvo insistiendo en hacer cita en esa clínica. “Trató de meterme cosas en la cabeza, pero nunca lo consideré. Pensé que no necesitaba nada de eso”. El paracorto aseguró que ni siquiera por sus lesiones buscó mejoría con métodos cuestionados.

Al reactivarse el caso tan ruidosamente, confiamos que Everth, quien seguramente mantendrá las explicaciones conocidas, pueda salir ileso una vez que se llegue al fondo en la investigación en cada caso. Por ahora, está en la lista de sospechosos.

 

 

Jugadores implicados

Ryan Braun (Cerveceros)

Everth Cabrera (Padres)

Melky Cabrera (Toronto)

Francisco Cervelli (Yankees)

Bartolo Colón (Atléticos)

Nelson Cruz (Texas)

Fautino de los Santos (agente libre)

Gio Gonzalez (Nacionales)

Yasmani Grandal (Padres)

Fernando Martínez (Astros)

Jesús Montero (Marineros)

Jordan Norberto (agente libre)

Jhonny Peralta (Tigres)

César Puello (Mets)

Alex Rodríguez (Yankees).

 

dplay@ibw.com.ni