•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Aunque en el salón Regency del hotel Crowne Plaza imperaba un clima fresco y agradable, los púgiles Walter Castillo y Rosemberg Gómez se encargaron de subir la temperatura del local, con el fuego proveniente de la ‘exquisitez’ en el vocabulario utilizado para lastimarse.

De esa forma se prendió la mecha de este combate programado para el 29 de junio y que organiza la promotora ‘Pinolero Boxing’ en el hotel en mención.

“Walter será como una gallina que va a correr, pero no importa, aunque me cueste un poco voy a noquearlo. Yo tengo muchos pantalones y él es un cobarde que le gusta huir por el ring. Si anda con payasadas que se vaya a un circo”, dijo Rosemberg.

Con esa ‘fineza’ despegó su intervención en la conferencia de prensa el peleador de 16 victorias con 12 nocauts, 3 derrotas y un empate. Se trata de la antesala de un desafío que cruzó las fronteras de lo deportivo y que hace unos meses aterrizó en una Estación de Policía, por agresiones y amenazas con armas de fuego.

“Voy a callarle la boca a Rosemberg, ese es un bocón que habla y habla, pero esa noche voy a darle duro. No voy a noquearlo no porque no pueda, sino para que nunca se olvide de la golpiza que recibirá. Esa noche estará solito en el ring y no estarán su papá y hermano para ayudarlo”, afirmó Castillo, quien es miembro de la escuadra de peleadores de Prodesa.

Si las acciones del próximo 29 de junio son como fue la actividad con los medios de comunicación ayer, entonces prepa-rémonos para ver un cruce de disparos de todos

los calibres.