•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Everth Cabrera vuela como el viento y azota con la misma intensidad del látigo de un verdugo. Su explosividad parece no tener límites en esta temporada, con el madero y desplazándose sobre las almohadillas ha logrado conseguir niveles de efectividad asombrosos.
Ayer el pequeño pelotero originario de Nandaime, volvió a mostrar su agresividad al disparar 3 imparables, su décimo doble, en 4 turnos con una anotada, una empujada, un boleto y sus piernas lo llevaron a estafar dos almohadillas para aterrizar en 28 en esta campaña, en la victoria de los Padres 4x2 contra los Rockies.
Sin embargo, lo más impactante de Cabrera es que ahora araña los .300 de promedio (75 hits en 250 turnos), que permite al pinolero una proyección fuera de serie.
La radiografía del accionar de Cabrera comenzó con base por bolas en el primer episodio, inmediatamente se fue al robo de la segunda base ante la vista y paciencia del lanzador Jeff Francis, que no evitó que el nica pisara el plato gracias a cañonazo de Chase Headley.
En el tercer capítulo el pinolero regresó al pentágono y sacudió con metrallazo entre right y centerfield. Everth regresó a escena en el cuarto inning y conectó doblete por el bosque izquierdo que empujó desde la intermedia a Cameron Maybin.
El toletero y orgullo nacional tomó turno en la sexta entrada y con un toque magistral que quedó a unos metros del catcher, logró acreditarse su tercer cañonazo del partido y después se fue a la estafa de la segunda base que representó su número 28 de la temporada. La única vez que logró ser retirado fue en el noveno en rola al pitcher relevista Rex Brothers.
La proyección que se hace de Cabrera con el rendimiento que tiene es que al final de la temporada robe 73 bases y promedie .300 milésimas, que sería brutal.
Everth había dejado atrás las 105 estafas de Marvin Benard en su carrera de nueve años en Grandes Ligas el pasado miércoles, y con sus dos asaltos de ayer aterrizó en 109 en apenas su quinta campaña y eso que aún el espectáculo no ha terminado.
Otro aspecto llamativo de Cabrera es que extendió a nueve partidos seguidos disparando de hits, y ocho han sido de dos o más imparables.  
En otros resultados, los Medias Rojas de Boston vencieron 7x2 a los Angelinos de Los Ángeles, con un trueno del El dominicano David Ortiz que sirvió para remolcar dos carreras. La victoria se la acreditó Clay Buchholz (9-0).
En cambio Andy Pettitte permitió tres sencillos en 7.1 innings para quedarse  con su victoria número 250 de su carrera y los Yankees de Nueva York superaron 3x1 a los Marineros de Seattle.
Para el zurdo Pettitte, fue la victoria número 213 como jugador de los Yankees. Se ubica tercero en la lista histórica de la franquicia detrás de Whitey Ford (236) y Red Ruffing (231).
Pettitte (5-3) ponchó a seis y no concedió boletos al realizar 85 pitcheos.
El panameño Mariano Rivera acumuló se rescate 630 de por vida y ahora tiene 22 en la presente temporada.
Los Medias Blancas de Chicago vencieron 4x1 a los Atléticos con jonrones de Adam Dunn y Paul Konerko.