•  |
  •  |
  • END

Una hermosa copa dorada iluminaba la terminal aérea del aeropuerto... Todos sonrientes, los seleccionados nacionales, familiares, federados, aficionados y cronistas, celebraban ese hermoso segundo lugar, esa medalla de plata, que era digna de todo campeón.

Se buscaba la clasificación, y se consiguió, pero se hizo más de lo esperado. “Trabajaron todo bien, tranquilo, sin problemas, se entregaron de lleno. Yo sé que también nadie, quizás algunos de ustedes dijeron que podíamos fajarnos para clasificar, y el equipo se excedió”, dijo el aún extasiado Omar Cisneros.

El mentor nos trasladó el sentimiento vivido en Puerto La Cruz: “Sólo había elogios para el equipo de los scouts de Grandes Ligas, hablaron mucho de Ofilio, quien juega para los Nacionales de Washington, me preguntaron la edad de Danilo, pero él ya está veterano y no puede, también preguntaron por Esteban Pérez, Elvin Orozco, que está firmado por los Yanquis de Nueva York. En realidad, el equipo lució bien... Marlon, con su experiencia, demostró su calidad en la receptoría, el infield lució grande con Stanley, Sandor Guido, Edgard López, Avellán, Ofilio, toda la gente nuestra jugó grande... El outfield nuestro fue la fuerza fundamental del equipo a la ofensiva, tanto Esteban Ramírez como Justo Rivas, Sotelo y toda la gente, estuvieron al cien por ciento”.

“Ya estamos en Moscú, donde nos mediremos con Rusia, Inglaterra y Japón. Creemos que podemos luchar el Mundial, siempre y cuando se haga una planificación correcta desde ya, para que el equipo rinda en el Mundial y contemos con todos los peloteros profesionales, porque éste será del nueve al 27 de septiembre”.

Entre el enjambre beisbolero, uno de los más entrevistados fue Ofilio Castro, quien hace cinco años sufrió con el equipo en el Preolímpico de Panamá.

“Ahí estuve, pero estaba comenzando, no tuve la oportunidad de ahora, jugar todos los días, y gracias a Dios que por ese esfuerzo tuve un gran rendimiento en Venezuela, sobre todo por el amor a esta camiseta, que te inspira”, manifestó.

¿Estarás en el Mundial?
Si Dios quiere y lo permite, y se da en esta misma fecha, puedo hacerlo, porque para mí es un orgullo representar a mi país. Yo quería estar en la Selección, y por eso este año no tuve descanso. Desde febrero que me fui... regresé en septiembre. No descansé mucho, lo más cinco días. Cuando Omar me llamó y me preguntó si podía participar, le dije que sí, y me vine de una vez. Pensaba tomar unas vacaciones en Nueva York, pero no lo hice, y gracias a Dios, todo nos salió bien, y cuando uno hace bien las cosas, como en este torneo, es cuando más se disfruta”, agregó.