•  |
  •  |
  • END

dplay@ibw.com.ni
Viendo a Dustin Pedroia limitado a sólo un hit en cuatro juegos después de conectar 213 en la temporada, pelear el cetro de bateo hasta el último día y ser considerado un fuerte aspirante a Más Valioso, uno se pregunta: ¿cuántos “trasatlánticos” se hundirán entre los bruscos oleajes de las dos series con los banderines de Liga en juego?
Hay casos de grandes hundimientos en postemporada, como los de Barry Bonds y Alex Rodríguez, que colocan al Capitán Smith con su Titanic detrás en cualquier ranking. Ahí tienen a Ted Williams. Sólo pudo estar en acción en una Serie Mundial y naufragó estrepitosamente, y también a Gil Hodges y Dave Winfield, reducidos a la inutilidad.

Quien parece vacunado contra bajones de voltaje es Manny Ramírez, el más fiero artillero de los Dodgers, una fotocopia de Reggie Jackson en los momentos de mayor exigencia cuando se tiene que crecer bajo presión.

Pese a que Pedroia no existió ofensivamente, sin anotar ni empujar en 17 turnos, los Medias Rojas, con Jason Bay funcionando como reemplazante de Manny Ramírez, elevándose hasta .421 puntos con dos jonrones y cinco remolques, saltaron sobre los cadáveres de los Ángeles de Anaheim.

David Ortiz sólo empujó una carrera. ¿Qué es eso Goliat? Con Jon Léster lanzando para 0.00 en 14 entradas y Daisuke Matsuzaka habiéndose mostrado inmenso en la temporada, el derecho Josh Beckett, un “Mr. Octubre en la colina” tanto con los Marlins como con los Medias Rojas, necesita responder consistentemente después de un oscuro 7.20 en carreras limpias. ¿Podrá hacerlo?
Tampa confía en que el novato Evan Longoria continúe siendo factor, y que el bateador de tres jonrones, B. J. Upton, combine esfuerzos con Carlos Peña para atormentar el pitcheo enemigo. Por supuesto, el ahora conocido manager de los Rays, Joe Maddon, que transformó al equipo perdedor de 96 juegos en 2007 en ganador de 97 este año, espera que Iwamura y Navarro sigan humeantes en los extremos del line-up. Ellos batearon .389 y .400 contra el pitcheo de Chicago.

Los .182 puntos y cinco ponches de Ryan Howard no sorprenden, pero sí comprobar que sólo impulsó una carrera y apenas disparó un extrabase que fue doblete. Para batallar con el pitcheo abridor de los Dodgers, los Filis necesitan que Howard y Chase Utley, quien conectó dos hits en 15 turnos remolcando dos sin jonronear, regresen a su capacidad de destrucción mostrada durante la campaña.

Manny no está solo. El inicialista de los Dodgers, James Loney, empujó seis carreras conectando tres hits, el receptor Rusell Martin produjo cinco y Rafael Furcal parece estar lo suficientemente recuperado.

Octubre es un mes para Mickey Mantle, quien conectó 18 jonrones, para Babe Ruth, para Roberto Clemente, con hits en sus 14 juegos, para Reggie Jackson y George Brett, no es un mes para bateadores que se arrugan bajo presión.