• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Cuando uno sueña, sobre todo despierto, la fantasía no tiene límites. Atraviesa “rubicones”, escala montañas, es capaz de salir ileso de todos los círculos del infierno que nos grafica Dante, tumba a los Goliat, mata cíclopes, o puede ponchar consecutivamente a tres bateadores de Grandes Ligas, como lo hizo realmente en su debut, sin frotarse los ojos, Juan Carlos Ramírez. Y eso es un sueño menos probable de darle forma cuando llegas de las Menores con más de 6.00 en efectividad. Así que, como dice el doctor Arturo Cruz Sequeira, éramos “militantes escépticos” frente a su primer esfuerzo desde la colina de los Filis.

Pero Juan Carlos lució como un General mientras ponchaba a tres Mets (Juan Lagares, Omar Quintanilla y Kirk Nieuwenhuis), con proyectiles que zumbaron entre 95 y 97 millas por hora. ¡Wow, de dónde salió! Exclamaron los Filis.

Como solo estuvo en acción una entrada provocando asombro durante la derrota de su equipo por 8-0, dejó al granadino Denis Martínez, como el dueño del mejor debut nicaragüense en las Mayores, hace 37 años, el 14 de septiembre de 1976. Llamado por los Orioles con 21 años después de ganar la triple corona del pitcheo en la categoría Triple A, Denis entró a lanzar muy temprano, en el cuarto inning de un partido que perdían los de Baltimore frente a Detroit 7 por 5, en reemplazo de Dave Pagán, un relevo fallido del abridor Ross Grimsley. Denis, igual que Juan Carlos, ponchó consecutivamente a Mike Stanley, a Bill Freeham y a Chuck Scriviener, y continuó sin permitir carrera a lo largo de cinco innings y dos tercios, ignorando los cuatro hits que le batearon y el boleto que otorgó, agregando dos ponches más. Los Orioles aprovecharon ese relevo aprieta tuercas para reaccionar a tiempo y arrebatar el juego con una arremetida de cuatro carreras en el cierre del séptimo, imponiéndose 9 por 7. La victoria, fue para Denis.

Antonio Chévez, derecho de Telica, tenía 22 años cuando fue llamado urgentemente para reemplazar al lesionado zurdo Fred Hollsworth en el staff de los Orioles, juntándose unos días con Denis Martínez en la temporada de 1977. Debutó el 31 de mayo, cuando el abridor contra Minnesota, Rudy May, estaba flaqueando. Trabajó dos episodios el veloz pinolero, permitiendo tres hits que fabricaron dos carreras, una limpia, ponchando a dos.

El tercer nica en la Gran Carpa, fue Albert Williams. Pueden creerlo, no nos dimos cuenta de su debut ni de su siguiente apertura. No existía el internet, y para remate, algunas agencias de noticias lo presentaban como venezolano de los Gemelos de Minnesota. Fue necesario esperar que viniera la suscripción del Sporting News, para enterarnos que con 26 años, debutó el 7 de mayo de 1980, abriendo frente a los Orioles. Se mantuvo tres entradas y dos bateadores más, siendo golpeado por siete hits incluyendo jonrón de Terry Crowley. Perdieron los Gemelos 8 por 6, con Williams sin decisión.

David Green se abrió paso entre expectativas mayúsculas en las Menores. “Puede ser otro Clemente”, dijeron de él, y el manager de los Cardenales, Whitey Herzog, lo consideró parte del tesoro del Conde de Montecristo, pero David se quedó corto. Debutó ante el zurdo de los Dodgers Terry Forster como emergente de Dane Iorg, y falló el 4 de septiembre de 1981. Después de 16-0, conectó su primer hit contra Luis Tiant de los Piratas.

Porfirio Altamirano se hizo notar con los Amigos de Miami. Ingresó a los Filis de Steve Carlton, Pete Rose y Mike Schmidt, y debutó frente a los Padres, como lo que siempre fue en la cima del Everest, un relevista, el 9 de mayo de 1982. Con 29 años, sacó el noveno inning sin problemas en la derrota de los Filis 6-0. Llegó tarde para proyectarse.

Marvin Benard tenía 24 años al debutar con los Gigantes de Barry Bonds el 5 de septiembre de 1995, bateando por el lanzador Scott Servais. Fue dominado por Greg Harris de los Expos roleteando a primera. En 1999 aterrizó Vicente Padilla en los Cascabeles de Arizona, y en Cincinnati, contra los Rojos, malogró la posibilidad de salvar el juego, saliendo derrotado, víctima del bateo de Barry Larkin y Ed Taubensee, que voltearon un 2-4 adverso.

Oswaldo Mairena debutó el 5 de septiembre de 2000 con los Cachorros ante los Rockies, y durante un inning como relevo, permitió tres carreras consecuencia de tres hits y de tres pasaportes; Devern Hansack presentó credenciales el 23 de septiembre de 2006 lanzando por los Medias Rojas contra Toronto, y fue vencido 5-3, estremecido por jonrones de Lyle Overbay y Troy Glaus. Tres carreras limpias en cinco innings.

Los tres últimos “mosqueteros” nicas, fueron Everth Cabrera de los Padres, dominado por Chad Billingsley de los Dodgers en roletazo a segunda en su debut el 8 de abril de 2009; Wilton López con Houston, retando al bateo de Arizona, que masticó su pitcheo, disparándole 8 hits y marcándole 6 carreras limpias en un relevo de cuatro entradas, el 28 de agosto de 2009; y Erasmo Ramírez, con Seattle frente a Texas, el 9 de abril de 2012, solo golpeado por un jonrón de Josh Hamilton, y otro hit en tres entradas.

Y ahora, Ramírez, impresionando. Seguramente el segundo mejor debut de un nica después de “la joya” monticular de Denis en 1976.

dplay@ibw.com.ni