•  |
  •  |
  • END

Tras dos días de competencia en las disciplinas de Atletismo y Natación, concluyeron ayer los II Juegos Centroamericanos para Niños y Niñas con capacidades diferentes (Paracodicader), en los que participaron más de 200 menores de la región, y que ganó la delegación de Panamá.

En el medallero final, los canaleros ganaron 53 preseas, 28 de oro, 16 de plata y nueve de bronce. Nicaragua fue segundo con 39 (13-12-14), seguida de Guatemala, con 31, Costa Rica 20, El Salvador 18 y Belice 14.

Las medallas de la natación se las repartieron los equipos visitantes. Nicaragua no ganó medalla. Posiciones: Guatemala en primer lugar con 12 medallas (siete de oro, cuatro de plata y una de bronce), Panamá ocho (4-3-1), El Salvador también ocho (0-2-6) y Costa Rica cinco (0-2-3).

Las pruebas realizadas fueron de 100 metros dorso y 50 metros estilo libre, para niñas y niños con Síndrome de Down, deficiencia auditiva, deficiencia intelectual y amputados. También se realizaron exhibiciones en ambos sexos en 50 metros estilo mariposa.

Además de hacer un reconocimiento a todos estos pequeños, quienes dieron todo su esfuerzo en las competencias de natación, brindando un ejemplo de disciplina deportiva, hay que destacar las actuaciones del niño de 14 años Carlos Urrunaga, de Panamá, quien a pesar de ser amputado de casi toda la pierna izquierda, llegó primero en su categoría, seguido de su compatriota de 16 años, Sergio Robles, quien cuenta únicamente con la mitad de ambas piernas.

En la jornada del lunes, en atletismo se desarrollaron las carreras de 100 metros femenino y masculino para los no videntes, con deficiencia auditiva, deficiencia intelectual y la modalidad silla de ruedas. Se corrieron los 200 metros en femenino y masculino para no videntes y Síndrome de Down.

Hubo lanzamiento de bala en masculino para competidores con parálisis, bala femenino en que participaron amputadas, y salto de longitud en femenino y masculino para niños y niñas con deficiencia intelectual y con Síndrome de Down.

Por Nicaragua se destacaron Meyling Martínez y Georgina López, quienes obtuvieron el primer y segundo lugar en los 100 metros (para sordos). Mientras en la misma modalidad, pero en masculino, Alexander Martínez y Cristián Castillo se quedaron con el oro y la plata, respectivamente.

La niña Vanessa Benavidez se quedó con la presea dorada en los 100 metros femenino para no videntes. En lanzamiento de bola (parálisis) el oro fue para Ezequiel Contreras. Finalmente, en salto de longitud (Síndrome de Down), los nicaragüenses Reynol Moreno y Jonathan Avellán quedaron en primer y tercer puesto, respectivamente.

El tablero de atletismo cerró ese día con Panamá al frente obteniendo 16 medallas (8 de oro, 3 de plata y 5 de bronce), Nicaragua con 11 medallas (4-5-2), Costa Rica 8 (2-3-3), Belice 5 (1-2-2), Guatemala 4 (1 de plata y 3 de bronce) y El Salvador 1 de plata.