•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Comité Olímpico prepara una Asamblea para entregar informes de la presencia del Presidente de ese organismo, Emmett Lang, en Laussana, Suiza, y seguramente, escuchar puntos sobre presente y futuro, de cara a la preparación de los atletas, sobre todo de mantenerse en pie el proyecto de organizar los Juegos Centroamericanos del 2017, cuya sede fue obtenida por tercera vez, en San José de Costa Rica.

En conexión directa con la gente que maneja el programa Solidaridad Olímpica, y también con los dirigentes de la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales, Emmett ha conseguido el apoyo decidido de siete países, Canadá, Estados Unidos, Chile, México, Perú, Venezuela, y da por un hecho el aporte de Cuba, país que fue de mayúscula importancia en el levante que experimentó el deporte pinolero en la década de los años 80, con sorprendentes resultados favorables en 1986 en Guatemala, y en 1990 en Honduras.

“En principio, se ha asegurado un impulso para el desarrollo de 18 deportes, lo cual es esencial considerando nuestra presencia en Centroamericanos y del Caribe y Juegos Panamericanos”, dijo Emmett en su oficina del CON.

“Estamos incluidos en una serie de programas que serán de gran beneficio, y lo primero que debemos hacer es establecer las prioridades, una tarea en la cual se tiene que cambiar impresiones con la gente de las Federaciones. Precisamente, ese fue el principal objetivo de las reuniones que se han estado realizando y que nos permiten tener una idea clara de las necesidades a resolver y las proyecciones que podemos trazar. En eso no nos hemos detenido”, explica el dirigente.

“Para fijar las bases de entrenamiento, se necesita soporte financiero. Hay que moverse en varias direcciones y aprovechar las relaciones internacionales. Ahora el paralelogramo de conexiones es diferente al de los años 80, pero disponemos de espacio para movilizarnos y hemos encontrado apertura”, expresó Emmett.