•  |
  •  |
  • END

Han pasado casi dos semanas desde que Ricardo Mayorga perdió por nocaut ante Shane Mosley en Carson, California, y aún no ha recibido un centavo de los 550 mil dólares que le pagaría Don King por esta pelea con el norteamericano.

Con la estrepitosa caída en el round 12, no terminó el mal rato que pasó Mayorga. Apenas fue el comienzo de la otra batalla que ha tenido que disputar, esta vez para que le cancelen su pago.

Pero los problemas se veían venir desde la madrugada del día siguiente a la reyerta. Mayorga y su entrenador, Rigoberto Garibaldi, no obtuvieron respuesta de Don King para hacer efectiva la cuenta pendiente y desde ese momento comenzaron los malos presentimientos y las promesas no cumplidas volvieron a escucharse, tal como ocurrió con la pelea contra Fernando Vargas.

Después de vencer a Vargas en noviembre pasado, Mayorga tuvo que esperar hasta mayo de este año para conseguir que Don King le diera algo de los 2.4 millones de dólares que supuestamente ganaría por ese combate realizado también en Los Ángeles.

Aunque la velada fue montada entre las promotoras Don King Productions y Golden Boy Promotions, cada una le pagaría a sus boxeadores. La Golden le cancelaría a Mosley y Don King a Mayorga. Al menos en teoría eso ocurriría con el nica porque a Shane el mismo día, después de la velada, recibió su plata.

La primera promesa que recibió Mayorga según conoció EL NUEVO DIARIO desde Estados Unidos, es que le pagarían el 30 de septiembre en las oficinas de Don King, en Miami. Y eso, aparentemente calmó un poco a un agitado Mayorga que esperaba con ansias ese dinero para salir un poco de sus deudas de Nicaragua.

Por esa razón el adiestrador panameño no sólo cambió su itinerario para quedarse unos días en Estados Unidos, porque salía el domingo rumbo a Panamá, sino que cambió su escala de Dallas a Miami, esperando recibir su parte del pago el martes luego que el promotor norteamericano le cancelara a Mayorga.

Sin embargo, es la fecha y ni Mayorga, mucho menos Garibaldi, han recibido paga por el combate. Eso ha obligado al “Matador” a quedarse en Miami y no viajar a Panamá como había pensado, mucho menos regresar a Nicaragua, como comentó a EL NUEVO DIARIO que lo haría después de recibir su dinero y ajustar cuentas que le han impedido regresar a su país.