•  |
  •  |
  • END

Surgida de una escuela sin presupuesto, la joven Estela Tiffer se cubrió de gloria, y con ella Nicaragua, al concretizar un hecho sin precedente en la historia deportiva de este país, convertirse en la primera nicaragüense en ganar medalla de oro en un Campeonato Panamericano de Taekwondo, ganándose el respeto y la admiración del público, atletas, árbitros y organizadores del evento.

En 16 campeonatos que se han celebrado en esta disciplina, incluyendo el recién finalizado en Caguas, Puerto Rico, ningún nicaragüense, hombre o mujer, había logrado obtener una presea en este deporte. Ahora Tiffer logra ganar no sólo una medalla, sino la dorada, en un derroche de perseverancia. Esta atleta, de 21 años, actualmente estudia el segundo año de psicología en la UNAN.

Lo histórico y sobresaliente de este oro logrado por Tiffer fue derrotar a tres rivales difíciles. La primera fue la local (Puerto Rico), a la que venció 8-1, luego se enfrentó a la no menos peligrosa competidora de EU, Azazi Chambers, a la que derrotó 2-1, tras una dura contienda.

Al final, se consagró ganándole 7-0 a la experimentada representante de República Dominicana, Diyaniris. “Ya casi al final de la pelea por el oro tenía el tobillo muy inflamado, pero no le presté caso al dolor, porque esa medalla tenía que ser de Nicaragua a través mío”, relató aún emocionada.

Sobre sus inicios, Estela Tiffer manifestó que a los 15 años un amigo suyo, que practicaba ese deporte, le contaba qué es lo que hacían en las práctica, y fue así como comenzó a interesarse por el taekwondo, deporte del cual dijo que a pesar de parecer demasiado rudo para una mujer, nunca la intimidó. “Además, cuento con el valioso apoyo de mis familiares”, dijo.

Además de participar en torneos nacionales, esta joven atleta tiene en su currículo campeonatos en Centroamericanos y Centroamericanos y del Caribe Universitarios, en los que ha ganado más de diez medallas de distinto color. También fue nombrada mejor atleta en un torneo realizado en Chiriquí, Panamá, en donde además de los países de la región, participaron México, Venezuela y Ecuador.

Su sueño es participar en una olimpiada mundial, algo que mira distante, puesto que por la falta de presupuesto que existe en Nicaragua, se hace imposible que la Federación de Taekwondo del país pueda enviar ya no una delegación, sino a un solo atleta, por lo que su esperanza es hacerse acreedora de un wild card, es decir, ser invitada por sus méritos.

Estela Tiffer es un producto de la escuela Coopfetraalma, ubicada en la Alcaldía de Managua, donde con ínfimos recursos se entrenan gratis a atletas que no pueden pagar en las otras escuelas, donde varían sus aranceles entre los 40 y 50 dólares.

Maritza Zamora, Directora de la escuela, expresó que a pesar de que allí no entrenan en tatami, desde su fundación en 1995, sino en el piso de ladrillo, de ese centro de instrucción han salido otros grandes exponentes de este deporte, que incluso han dado medallas al país. Mencionó que en vista de la dedicación que muestran los alumnos, algunos han recibido medias becas y hasta becas totales para estudiar en las universidades.

Leonel Chávez, seleccionado nacional de taekwondo y entrenador de la escuela, indicó que entre los atletas sobresalientes que se han forjado en ese gimnasio están Rodolfo Navarro, Karla López, Mario Marín, Gabriel Pérez y Josué Alvarado, y como dato curioso, cuenta que varios de los que han estado en la selección luego pasan a ser sus alumnos.