•  |
  •  |

Para ganarle al Bóer, las Fieras del San Fernando se dieron cuenta que se necesita hacer más que remontar un déficit de cinco carreras. Omar Cisneros se percató que era necesario mantener un nivel de juego sostenido de principio a fin, y sobre todo, encontrar la fórmula de frenar al veloz e incidente pelotero Travis Ezi.

El manager de las Fieras no tuvo respuesta para el problema llamado Ezi, quien con dos triples, el segundo aniquilador, fue la gran figura a la ofensiva por los capitalinos en el triunfo del Bóer de 7x6 sobre el San Fernando.

“Siempre nos ha matado”, dijo Omar. “Ese muchacho con su velocidad hace daño, y a veces nos cuidamos tanto de ello, que no nos percatamos qué tan dañino es con madero en mano”, añadió el mentor.

Luego de fallar en su primer turno, Ezi en el segundo disparó triple, que coronó un rally de tres carreras del Bóer. Pero fue en el octavo episodio cuando apareció en un momento cumbre en el juego, con el Bóer abajo en la pizarra, y ligó su segundo triple, empatando el juego a seis carreras, para luego anotar la carrera de la victoria.

Las Fieras se habían recuperado de un déficit de cinco carreras, y sorprendentemente empataron el juego en el sexto... y tomaron control de éste en el séptimo, cuando ganaban 6x5.

Pero fue en el octavo que el Bóer con el triple de Ezi y un sencillo de Jimmy logró dos carreras, imponiéndose de gran manera al San Fernando, además, frenó una pequeña racha de dos derrotas al hilo.

“Uno siempre aprende de las cosas negativas. Pensábamos que los teníamos, y no dimos cuenta que hay que batallar hasta el final”, dijo Omar, quien aseguró haber sufrido una de las más doloras derrotas de la campaña.

La victoria fue para Gonzalo López en relevo de Melvin Cuevas, mientras que José Sánchez fue el derrotado. Por el San Fernando abrió Armando Hernández, quien no aguantó mucho en la loma. Salvó el encuentro Gustavo Martínez, al dominar para doble play a Ofilio Castro en el noveno, culminando de manera magistral el encuentro.