• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Erasmo Ramírez entró a las brasas en busca de su tercer triunfo, y lo logró, pese a quedarse sin cuerda en el inicio del séptimo inning. El jonrón de tres carreras disparado por Michael Saunders contra Scott Feldman en el quinto, fue el batazo decisivo en el juego que los Orioles perdieron 8-4 ante los Marineros, que registraron 15 imparables, entre ellos, otro jonrón de Justin Smoak, solitario, y el segundo de Saunders, con uno a bordo, cerrando la tapa del ataúd a los de Baltimore.

No pretendo decir que lo importante es vencer por encima de las actuaciones, pero aún sin obviar los jonrones en su contra conectados por MattWieters y Manny Machado, ni restarle importancia al agregado de otras dos carreras limpias por no recibir la ayuda apropiada del relevista zurdo Charlie Furbush, y tampoco tratar de ocultar lo que preocupa ese agrietado promedio de 7.25 en efectividad, el derecho pinolero Erasmo Ramírez, mostró una llamativa variedad de recursos, consiguiendo una vez más entre dificultades, su tercera victoria sin derrota en cuatro aperturas, al imponerse los Marineros a los Orioles 6 por 4.

Después de trabajar seis entradas con 89 lanzamientos, combinado su pitcheo de velocidad en busca de las esquinas con bolas de quiebre y algunos cambios, Erasmo, que no otorgó boletos, estaba en ventaja 6-2, con solo dos hits permitidos –los grandes batazos de Wieters en el segundo y Machado en el cuarto– ponchando a seis, pero no pudo sacar out en el cierre del séptimo, agredido por cohete de Nick Markakis y doble aturdidor de Adam Jones. El relevista Furbush admitió flay de sacrificio de Davis y hit productor de Wieters estrechando la diferencia 6-4. Por ahora, la cuerda de Erasmo no ha dado para mayor recorrido que seis episodios.

Sus rectas de mejor control y dominio, se movieron entre 86 y 89 millas, siendo bateado entre 92 y 95, como ocurrió en el séptimo, en tanto sus curvas, bailaron al ritmo de 75 y 78. Después del jonrón de Machado, el siguiente bateador, Markakis, le metió una bola a las tribunas derechas en zona faul por pulgadas, y el batazo más grande fue un largo flay de Flaherty a lo profundo del center fildeado por Saunders en el quinto.

Mientras tanto, Everth Cabrera falló cuatro veces contra el pitcheo de Iván Nova y David Robertson de los Yanquis, que ganaron 2-0, viendo reducirse a 282 su promedio, y el derecho de los Rockies Wilton López, cerró juego lanzado un inning y un tercio sin carrera frente a los Piratas que triunfaron 5-2. Wilton que agregó un ponche, mejoró a 4.53 su efectividad.

dplay@ibw.com.ni