• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Preocupaciones a un lado, Everth Cabrera enfocado, explorando los límites del yo puedo, siguió rugiendo contra los Yanquis ayer bateando de 5-2, incluyendo su doble número 15, empujando par de carreras para llegar a 31, y siendo atrapado por vez número 12 en intento de robo. El nadaimeño se acostó pensando en lo que pasará hoy cuando la gente de oficina de las Grandes Ligas, dicte sentencias, con un promedio de 283 puntos, imprevisto al ponerse en marcha la temporada, muy por encima de las más encendidas expectativas, que giraban alrededor de los 270 completando el recorrido, que puede ser recortado en dos meses.

Las esperanzas de verlo fuera de la paila de complicaciones, se han desvanecido. Por la tristeza y la resignación mostrada por Everth en su conversación con ESPN, ahora se espera que en breve, su futuro inmediato quede reducido a nada en la presente campaña, pero dejando constancia de haber adquirido un alto nivel de utilidad en todos los aspectos del juego, con su agilidad y seguridad defensiva, agresividad en las bases liderando la Liga Nacional en robos con 37, cifra líder, solo 7 menos que las 44 registradas en el 2012, y una considerable mejoría en el cajón de bateo con ese average, superior por 37 puntos, al desteñido .246 del año pasado.

Everth contribuyó a un triunfal debut del pitcher ex-yanqui Ian Kennedy, sacado del staff de Arizona bajo sospecha, con 0-5 y 5.82 en sus últimas 10 aperturas. En pleno decrecimiento, los del Bronx, vieron como Phil Hughes (4-10 y 4.87) era atacado tan bruscamente, que no cerró el tercer inning después de permitir 5 carreras limpias. La victoria de los Padres por 9-6, deja a Kennedy con 4.8 y 5.14 en efectividad.

Mientras los Filis decidieron conservar en su patrimonio a Juan Carlos Ramírez y lo han enviado a Triple A, la pelea Boston-Tampa por el banderín del Este en la Americana, permanece super-agitada. Con pitcheo de Felix Doubront (8-5), los Medias Rojas se impusieron 4-0 al equipo de Arizona, y Tampa con el octavo jonrón del novato Will Myers, doblegó 4-3 a los Gigantes manteniéndose a solo un juego.

El sábado, Max Scherzer de los Tigres se apuntó su triunfo 16 por solo un revés, derrotando 3-0 a los Medias Blancas, igualando el fabuloso inicio de Roger Clemens en el 2001, y el domingo, siempre sin Miguel Cabrera, los Tigres lograron su victoria 12 en los recientes 13 juegos, liquidando 3-2 a Chicago, pese a los jonrones de Adam Dunn y Paul Konerko.

dplay@ibw.com.ni