•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Con la única presencia de Daniel Alfredo Alemán en los 400 metros planos de Moscú-2013 (10-18 agosto), Nicaragua afronta una vez más el Mundial de atletismo lejos de la lucha por las medallas y las finales, con el objetivo de batir una marca nacional y “competir dignamente”.

Alemán, con un crono de 21.73 el pasado 21 de junio en Managua, consiguió batir el récord nacional de 200 metros y eso ha sido determinante para que la Federación Nicaragüense de Atletismo, FNA, decidiera elegirlo para su representación en la pista del mítico estadio Luzhniki, aunque en esta ocasión correrá los 400 metros.

“Nuestros objetivos son que nuestra patria y la juventud nicaragüense estén presentes en esta cita mundial, donde podrán competir con grandes estrellas del mundo, nuestras aspiraciones son modestas y están de acuerdo con el nivel de nuestro representante, pero entre las aspiraciones fundamentales está competir dignamente, sin el uso de sustancias prohibidas y ser representantes dignos de nuestro pueblo en la fiesta atlética de Moscú”, comentó a la AFP la presidenta de la FNA.

Ninguno de los atletas nicaragüenses consiguieron las marcas mínimas requeridas para estar en Moscú-2013 y el país contó con una plaza de invitación, por el criterio de universalización de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), que otorga una ‘wild card’ a los países sin clasificados.

Alemán, de 23 años, consiguió rebajar en 11 centésimas la anterior plusmarca nacional de los 200 metros, que ostentaba desde los Juegos Centroamericanos de Guatemala de enero de 1986 Harold Pérez y ahora, en los 400 metros, tratará de batir el récord nacional de la vuelta de pista.

Además del récord de 200 metros, Alemán participó este año en la consecución de otro, el nacional del relevo 4x400 metros, el pasado 23 de junio junto a Benjamín Veliz, Humberto Lugo y Jeffrey Arcia (3:17.69).

“Con la ayuda de Dios, llegar saludables al evento, concluir la carrera y establecer un nuevo récord nacional en 400 metros planos, el cual data desde el año de 1987 y fue realizado en esta ciudad de Moscú por el Licenciado en Cultura Física Carlos Bladimir Aguirre Machado, con registro de 48.60 segundos”, apuntó Larios.

El reto para Alemán será poder rebajar su crono personal y nacional, como ya consiguieron en el pasado Mundial los entonces dos representantes del país centroamericano en Daegu-2011.

En aquella ocasión se acudió con Edgard Cortez en los 800 metros y Yessica Aguilera en los 400 metros vallas y ambos consiguieron establecer nuevas plusmarcas nacionales, con 1:49.00 y 1:02.78 entonces en la pista surcoreana, respectivamente.

La misión será por lo tanto poder irse de Moscú con el buen sabor que dejaron los tiempos conseguidos en Daegu en el anterior Mundial.

Nicaragua nunca ha tenido un papel protagonista en esta competición y el mejor lugar de un atleta del país continúa siendo el 28º de William Aguirre en el maratón de Tokio-1991.

“Un récord con tanto tiempo es mérito para inscribirlo”, dijo sobre Alemán la presidenta de la Federación Nicaragüense, Xiomara Larios, una reconocida atleta en su país a finales de los setentas y principios de los ochentas, donde incluso llegó a participar en los Juegos Olímpicos de Moscú-1980.