•  |
  •  |
  • END

Los Filis murieron en la madrugada, cuando los gallos no se habían levantado, el lechero se encontraba en el baño y las campanas de la torre de la iglesia todavía no se activaban. La erupción de los Dodgers fue sorprendente y espectacular.

Con una arremetida de cinco carreras en el primer inning, desnudando el pitcheo sin secretos del veterano Jamie Moyer, los Dodgers mostraron su dentadura alrededor de una restauradora victoria por 7x2.

Ahora, la serie por el título de la Liga Nacional, todavía a favor de Filadelfia, se ha estrechado 2-1, inyectándole suspenso. Frente a la exigencia del momento, el derecho Joe Blanton, quien ganó cuatro y no perdió a lo largo de 13 aperturas con los Filis, después de 5-12 con Oakland, se enfrentará al perdedor del primer juego por los Dodgers, Derek Lowe, forzado a fajarse con tres días de descanso.

Moyer, un zurdo ganador de 246 juegos que cumple 46 años el 18 de noviembre, pareció estar realizando primeros lanzamientos en ceremonias inaugurales y no trabajando a fondo, mientras era golpeado con una calma sanguinaria por el bateo de los Dodgers. Fue una noche más triste que la de Pedro de Alvarado para Moyer.

Furcal y Ethier abrieron con hits, y Manny continuó con otro impulsador antes del golpe a Russell Martin. Falló García Parra, pero hit de Casey Blake y triple de Blake DeWitt establecieron una diferencia quebradora por 5-0. Muy temprano, los Filis estaban viendo cómo sus esperanzas de colocar a los Dodgers contra la pared quedaban rotas.

Filadelfia gritó débilmente “¡aquí estoy!”, con hit productor de Pedro Feliz en el segundo, lo que molestó a Rafael Furcal que se voló la cerca en el cierre, moviendo las cifras 6-1, y en el cuarto, García Parra remolcó a Manny Ramírez con la séptima.

El derecho japonés, Hiroki Kuroda, cabalgando sobre esa ventaja, tomó las riendas del juego amarrando a los Filis a la silla del caballo. Ese dominio abrumador, terminó en la apertura del séptimo con doble de Chase Utley, hit de Ryan Howard y cohete impulsador de Pat Burrell.

Joe Torre decidió retirar a Kuroda y traer al novato derecho Cory Wade, quien estuvo en acción 71 innings y un tercio como relevista, con 2.27 en carreras limpias. Wade, quien entró ponchando a Werth, sólo permitió un hit en dos entradas.

El violento tirador Jonathan Broxton funcionando como rematador en vista de la pérdida de Saito, cerró el juego por los Dodgers con esa autoridad proporcionada por su poder y recursos.