•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • LasMayores.com

Alex Rodríguez tiene un día libre para pensar en la “sobrecogedora” recepción que tuvo en su primer partido esta temporada en el Yankee Stadium.

El toletero no estuvo en la alineación de los Yanquis de Nueva York el sábado, unas 13 horas después de poncharse tres veces en cuatro turnos en un triunfo 4-3, en 10 innings, sobre los Tigres de Detroit.

“Es solo un día, con poco descanso, y viene de una lesión”, comentó el manager Joe Girardi. “Si no hubiésemos terminado tarde en la noche, quizá jugaba hoy (ayer)”, en juego que ganó Detroit 9x3.

Y no fue una noche cualquiera para A-Rod.

El antesalista, que estuvo toda la temporada recuperándose de una cirugía de cadera en enero, jugó su primer partido en Nueva York desde los desastrosos playoffs del año pasado, y desde que apeló una suspensión de 211 partidos por dopaje.

Rodríguez escuchó una mezcla de aplausos y de abucheos antes del encuentro, y muchos fanáticos se pusieron de pie para aplaudir en su primer turno al bate contra el abridor de Detroit, Rick Porcello. Pero esos vítores se transformaron rápidamente en abucheos cuando abanicó.

Rodríguez se fue del parque el viernes por la noche sin hablar con la prensa, pero estaba sonriente y de buen humor frente a su casillero antes del partido del sábado.

“Tuve algunos problemas para mantener mis emociones bajo control”, relató Rodríguez sobre el recibimiento del público. “Fue mucho mejor de lo que esperaba. Sentí el cariño caminando por la ciudad. Bastante increíble lo que la gente gritaba. Esta es la mejor ciudad del mundo”.

Rodríguez fue abucheado en sus tres primeros partidos de la campaña en Chicago. Y sabe que le espera más de lo mismo el resto del año.

“En los últimos 14 años siempre ha habido una mezcla de eso. ¿Alguna vez tienes 100% de algo?”, cuestionó. “Incluso en Chicago hubo una mezcla. En Boston habrá una mezcla... bueno, quizá no en Boston. Pero fue sobrecogedor, ayer fue un día que jamás olvidaré”.