•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Mientras el Bóer sangra y tiene problemas para respirar en la Serie Final, en la otra trinchera, de la Costa, todo es alegría. El par de victorias en Corn Island tiene excitados a los peloteros que comanda el timonel Gilbert Smith, quien junto al coach de pitcheo, Jess McCoy, estuvieron en la única tropa costeña campeona de los “Pomares” en 1989.

Muchos años han pasado y la posibilidad de estar cerca de ese objetivo los entusiasma hasta el grado en que consideran que no darán tregua a los Indios.

“Ellos están contra la soga, tenemos que salir a jugar con todo cada partido para buscar la victoria. La presión está sobre el Bóer, porque no tiene muchas opciones de seguir fallando”, dijo Darrel Campbell.

Lea más: “Vamos a remontar”

El artillero de la Costa tiene promedio de .667, producto de cuatro imparables en seis turnos, con una impulsada y dos anotadas, en un comportamiento feroz del short stop de los caribeños.

“Doy gracias a Dios por el desempeño que he tenido en la Final. Desde que empezó la temporada nos propusimos que este sería nuestro año y vamos a cumplirlo con el título”, afirma.

Por su parte, el manager Smith tiene la posibilidad de pasar a la historia, de convertirse en campeón como pelotero en el 89 y ahora en su función de timonel en 2013.

“Vamos juego por juego. Creo que los muchachos hicieron su trabajo y el pitcheo funcionó como esperaba, ahora afrontaremos el tercer encuentro con nuestro mejor lanzador, Elvin Orozco, el sábado irá Oscar Chow y si es necesario estarán listos Eldo Thomas y Horace Rigby”, informó Gilbert.

Lea más: Feroz pitcheo

Otro que dijo estar contento por el resultado fue Dwight Britton, que aunque está en blanco en la final, no deja de ser peligroso. “El viernes saldremos a cumplir nuestro trabajo y ganar el partido”, indicó.

Respecto a su pobre actuación ofensiva apuntó: “He estado haciendo swing a pitcheos malos, estoy desajustado, pero en esta semana trabajaré en eso y en vez de buscar el batazo largo trataré de hacer contacto”.

Nuestro pitcheo de relevo ha sido clave y aunque ellos han corrido mal las bases, los lanzadores se han fajado.

Lea más: Heridos, no muertos