•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En el 2012, el dominicano Melky Cabrera fue penado con la suspensión de 50 juegos por consumo de esteroides, y cuando dejó de jugar iba de líder de bateo, pero lamentablemente solo tenía 501 apariciones al plato, una menos para optar el título de bateo y se quedó con average de .346, mientras que el cátcher de los Gigantes, Buster Posey se coronaba con .336.

Ahora con nuestro Everth Cabrera sancionado por la misma causa de Melky, deja de jugar y está ubicado en tercer lugar en fildeo entre los campocortos con .987 (6 errores en 453 lances = .98675 en 95 juegos). Y mientras él ya no juega, Troy Tulowitzki es el líder de fildeo con .98966 = .990 de la Nacional, luego que el domingo cometiera su cuarto error (todos en tiros) y bajara de .992 a .990.

Tulowitzki, ganador de dos Guantes de Oro en las temporadas 2010 y 2011, seguirá jugando, al igual que Pete Kozma de los Cardenales, quien comparte el segundo lugar en fildeo (.987) empatado con Everth Cabrera. Mientras “Tulo” y Kozma seguirán teniendo acción, Cabrera estará sin jugar.

La pregunta obligada sería: ¿Podría ganar Everth Cabrera el Guante de Oro como short-stop, si queda con el más alto porcentaje de fildeo entre los torpederos de la Nacional?

Recordemos que el premio de Guante de Oro para cada posición en ambas ligas nos da 18 distinguidos, y las votaciones las realizan managers y coaches de los equipos de cada liga, con la salvedad de que los votantes no pueden seleccionar a jugadores de sus propios equipos.

Obviamente, al final de la temporada, los candidatos tendrán más juegos jugados y más lances que Everth Cabrera, pero el nica jugó 95 encuentros que no es una cifra descartable. En caso que al cierre de la temporada regular, Cabrera tenga el más alto porcentaje en fildeo, asumiendo que Tulowitzki (4 errores en 387 lances) y Kozma (6 en 474 = .98734) cometan más errores, ¿sería posible que obtenga la distinción?

En 1999, Rafael Palmeiro ganó el Guante de Oro para primera base, a pesar de que solo jugó durante 28 juegos esa posición, mientras actuó de bateador designado 135 encuentros. Por eso, los 95 juegos jugados por Cabrera deben ser valorados, ya que representan el 59 por ciento de los 162 juegos que tiene el calendario regular. Veremos qué pasa.