•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Cuerpo Técnico del Bóer, incluso hasta sus directivos, deben estar buscando el vídeo del partido que le ganaron a Matagalpa el sábado 30 de junio de 2012.

Ese día, el Bóer venció 6x5 a Matagalpa, y de paso fue la última vez que explotaron a batazos a Elvin Orozco, su próximo rival en la Serie Final este viernes, y también el más temido.

¿Y cómo no respetarlo, si después de ese partido, van cinco enfrentamientos en que el diestro norteño anula la batería india?

Esa tarde en el Estadio Nacional, Orozco explotó en el quinto inning y dejó el partido empatado a cuatro carreras. Le conectaron ocho hits, de ellos dos dobles. Y fue la última vez que lo aporrearon.

Se los volvió a encontrar en la Serie Final el 26 de agosto, y el diestro, con relevo de 1.1 episodios en los que ponchó a uno y otorgaba dos boletos aislados, se adjudicó juego salvado.

Dos días después, el martes 28 de agosto en el Denis Martínez, Orozco no tuvo decisión en la blanqueada matagalpina 1x0 en 11 episodios, pero mostró su dominio. Abrió y caminó 6.2 innings, en los que ponchó a 13 y dio seis bases. Solo uno le dio hit, que fue el paracorto Arlington Aguirre.

Finalmente, el 2 de septiembre en el Estadio, Elvin ganó después de lanzar 6.1 innings, en los que ponchó a seis, dio tres bases y permitió dos carreras limpias, para darle el título a Matagalpa y ser el Más Valioso, tirando para 1.26, un ganado, un salvado con 20 ponches en 14.1 innings.

Esta temporada ha continuado el dominio de Elvin. El 17 de mayo venció 7x2 al Bóer, permitiendo 4 hits y una carrera, que fue por jonrón de Juan Carlos Urbina en el sexto episodio.

Y el último duelo, que fue en la segunda fase, con el diestro reforzando a la Costa Caribe, se impuso por blanqueada 2x0 en Corn Island. Ponchó a diez y dio tres bases, mientras le conectaban cuatro hits, salidos de los bates de Jem Argeñal en el primer inning, hits seguidos de Juan Carlos Urbina y de Wiston Dávila en el cuarto, que fue resuelto con ponches a Montiel y Janior, y otro hit de Urbina en el sexto. Ese día el duelo fue contra Edgard Ramírez, el potencial rival de este viernes.

El dominio de Orozco sobre el Bóer en los últimos cinco enfrentamientos es espectacular. Tiene balance 3-0 con un salvamento. Les lanza para 0.99, permitiendo tres carreras limpias en 27.1 episodios. Poncha a 36, con frecuencia de 11.85 ponches por juego de nueve innings. Cede 17 bases

por bolas.

De los 92 bateadores que ha enfrentado solo permite 15 hits, para promedio de .163, un claro dominio. Solo le batean tres extrabases, dos dobles y un jonrón.