•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La pistola de Elvin Orozco es un dolor de cabeza para los bateadores del Bóer. Los envíos del serpentinero estelar de la Costa Caribe han sido un crucigrama para la tribu en los últimos partidos, y todo indica que la historia puede repetirse si el equipo capitalino no hace los ajustes necesarios.

Orozco será el abridor ante el Bóer este viernes en el Estadio Nacional “Denis Martínez”. La última vez que el conjunto capitalino logró derrotar al pistolero fue el 30 de junio de 2012. Desde esa fecha Elvin acumula tres triunfos sin derrotas en cinco juegos, y luce una preciosa efectividad de 0.99, lo que refleja su dominio (Datos suministrados por Martin Ruiz Borge).

“Para mí es un juego normal, no tengo nervios ni miedo. Yo tengo que hacer mi trabajo, esperar en Dios que me dé fortaleza. Lógicamente que tengo que analizar más cada lanzamiento que haré”, comentó Orozco vía telefónica.

El lanzador considera que la clave del éxito está en el pitcheo, y confesó que no esperaba que la serie estuviera 2-0 a favor de su equipo. “Los lanzadores de nuestro equipo han hecho el trabajo, eso ha sido importante para obtener los dos triunfos. Los bateadores han logrado dar el hit en la hora buena”.

Orozco el año pasado con Matagalpa venció al Bóer en el séptimo juego de la final para darle el título a su equipo.

“Lo pasado es pasado, ahora me tengo que enfocar en el presente. Yo me siento tranquilo. Esta es una final más donde daré lo mejor de mí, será muy importante ganar este tercer desafío en Managua”.

¿Si la serie se extiende lanzarías el séptimo partido?

Claro que sí, yo no tengo problema con eso. Estoy preparado si llega a darse esa situación. Creo que todo depende del rol porque yo estoy de tercer abridor.

¿Es el momento de la Costa?

Considero que este es el año de la Costa, porque es uno de los mejores equipos de Nicaragua, hay velocidad, buen pitcheo y bateo, buenos talentos, y siento que si jugamos como en el Atlántico será difícil que nos puedan ganar.

Por otra parte, Orozco aseguró que hay buen ambiente en el equipo, tras el supuesto pleito entre algunos peloteros del club, donde el más afectado fue el pitcher Oscar Chow.

“Te diré la verdad, nunca pasó nada. Hubo una discusión, pero no entiendo por qué la gente anda diciendo cosas que no son. Eso lo podés comprobar en los entrenamientos de este jueves” señaló.