Haxel Rubén Murillo
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La jornada sabatina de la Copa Curacao estuvo adornada por dos joyas monticulares, me refiero a dos No Hit-No Run.

El primero lo propinó Ronniel Raudez (Jugó con Granada en el “Pomares”) en la victoria del Bóer con pizarra de 4x0 sobre Chinandega. El serpentinero ponchó a 12 durante su destacada labor, lamentablemente otorgó 4 bases. Perdió Norman Morales. Javier Robles impulsó tres carreras.

Los occidentales se vengaron en el segundo duelo venciendo a los capitalinos con marcador de 5x0. Jesús Berríos logró el triunfo y perdió Diomar López.

La segunda hazaña de la jornada se dio en el encuentro donde Almir derrotó 5x0 a Tipitapa. Engel Hernández y Pastor Chévez se combinaron en la lomita para conseguir la gran labor.

Hernández lanzó 6 entradas, recetó 4 ponches y otorgó tres boletos. Chévez tiró un episodio con dos ponches y una base. Bismarck Rivera impulsó una carrera. Almir derrotó 7x1 a Tipitapa en el segundo de

la serie.

En otros duelos, Frente Sur barrió a Granada con pizarras de 6x1 y 5x0. Los Dantos derrotaron 3x2 a Boaco, y le repitieron la dosis con marcador de 7x3. Masaya sorprendió venciendo en los dos juegos a la Academia de Nicaragua con score de 6x5 y 4x3.

Matagalpa derrotó 4x1 a Malpaisillo en el primer juego, y después cayeron 3x2. La UDO-León barrió a Estelí, 5x4 y 3x1.