•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Erasmo Ramírez ha tenido un retorno con los Marineros de Seattle, muy distante de lo extraordinario, pero en medio de un buen respaldo, y de apretar en el momento justo, el nica suma un balance inimaginable de 4-0 en seis salidas aunque una efectividad nada recomendable de 7.05 con 23 limpias en 29.1 entradas, 35 hits de ellos siete vuelacercas, 28 ponches propinados y solo nueve bases otorgadas.

Pero hoy será una prueba más difícil, y no solo en teoría. Erasmo hoy (1:05 p.m.) no solo se enfrenta al noveno mejor equipo de todas las Grandes Ligas en bateo –los Marineros están en el 25 en ese renglón–, también se mide al japonés Yu Darvish, quien ha estado en un par de veces a punto de lanzar un No Hitter.

El último fue en su partido anterior ante los Astros cuando Darvish (12-5 y 2.64) no admitió imparable hasta que el cátcher Carlos Corporán le disparó jonrón solitario en el octavo.

El japonés, que ponchó a 15 hombres, retiró a los primeros 17 bateadores en ese duelo y perdió el juego perfecto en el sexto cuando dio boleto a Jonathan Villar.

Y algo mejor hizo al inicio de la temporada siempre ante Houston, cuando quedó a un out de lanzar Juego Perfecto. Es sin duda el lanzador de mayor desempeño en lo que va de la campaña, un pitcher difícil de batear por sus lanzamientos en curva que dejan mal parados a sus rivales. Sus envíos de rompimiento han provocado expresiones de los expertos, como “la pelota no parecía ser redonda”.

Hoy, Erasmo podría estar frente al mejor pitcher del momento, y da la impresión que el respaldo de un promedio de cuatro carreras por partido, esta tarde podría ser muy diferente ante un lanzador como Darvish.