•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En su espalda porta el nombre de su papa, uno de los peloteros históricos del Bóer. Seguramente no es fácil llamarse Sandy Moreno Jr., sin embargo, ayer ante la buena cantidad de aficionados que llegó al Estadio Nacional “Denis Martínez” se vistió de héroe conectando el imparable para remolcar la carrera con la que los indios dejaron tendido a los costeños en el episodio 15.

“Todo pelotero tiene su momento, me tocó a mí gracias a Dios, y tuve mi revancha. Estaba presionado, lloré, lloré, después que conecté el imparable, estoy contento por ayudar a mi equipo. Yo sabía que Desly Guillermo vendría con recta y me preparé para ese lanzamiento”, dijo emocionado Moreno Jr.

“Estamos vivos y seremos campeones. Mi papa me dijo que me preparara que este era mi turno. No sé si voy a jugar en los próximos partidos, pero aprovecharé cada oportunidad que tenga, gracias a Dios nos salieron las cosas bien”.

Otro de los actores principales del triunfo indio fue el serpentinero Fulvio Delgado, quien se adjudicó la victoria en relevo.

“Me siento alegre de haber realizado un buen trabajo y ayudar al equipo porque necesitábamos esta victoria. No debemos equivocarnos con ellos porque son buenos bateadores, me sentía tranquilo porque Dios estaba conmigo y estaba confiando en mis lanzamientos”, comentó Delgado.

El manager Julio Sánchez aseguró que utilizará el arsenal necesario para llevar al límite de encuentros esta Serie Final.

“Nosotros vamos juego tras juego. Voy con todo para el próximo partido, va Edgar Ramírez de abridor y detrás Danilo Álvarez para forzar el séptimo juego”, indicó Sánchez.

También, minimizó la presión que significa jugar 15 episodios para ganar un partido, y estar en desventaja en la final. “Nosotros estamos curtidos de estar abajo en la serie. Somos seres humanos, sentimos sensaciones, lo importante es que ganamos este juego. Estamos vivos en la final, hay un sexto juego que tenemos que ganar”, concluyó.