•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En su mejor apertura, Erasmo Ramírez se vio enorme, trenzado en un duelo feroz con el japonés, Yu Darvish. Dejó el juego ganado 3x2 en el octavo y solo porque el relevo aflojó, al final salió no tuvo decisión en el triunfo de Seattle 4x3, tras caminar siete innings con solo una carrera limpia y cuatro hits permitidos.

Ramírez se vio como todo un as, respondió a las expectativas del rival que tenía enfrente. Se trataba del lanzador más difícil de batear, Darvish, quien en su última apertura tiró para un hit cuando intentaba adjudicarse un No Hitter en la campaña frente a los Astros.

En abril, Yu Darvish quedó a un paso del Juego Perfecto de nuevo ante Houston. Con esas credenciales, esperar un partido difícil era lo lógico, pero ni Darvish ni Texas contaban con que Erasmo se agigantaría e hiciera ver pequeño el esfuerzo de sus rivales por derrotarlo. Ayer, el rivense fue el as, el invencible, y lo sigue siendo porque continúa invicto con 4-0 y mejoró su efectividad de 7.06 a 5.94.

De hecho, en las primeras cuatro entradas, Erasmo tenía en un imparable, una base y sin carrera a Texas, mientras Seattle lo respaldaba con una en el quinto impulsada por rola de Endy Chávez. En el cierre de esa entrada, A. J. Pierzynski disparó doble y luego anotó por elevado de Mitch Moreland.

Pero en el sexto, los Marineros tomaron de nuevo ventaja con doble remolcador de Michael Saunders. Erasmo tenía en tres hits a la ofensiva de Texas en cinco completos y de no ser por un error, las cosas seguirían igual en ese sexto episodio.

En esa bateada, el nica fue perjudicado por un error. Craig Gentry se embasó por una pifia del cuadro y luego anotó por hit de Adrián Beltré, quien no debió tomar turno porque antes se había ponchado Elvis Andrus y falló Ian Kinsler.

Sin embargo, nada alteró a Erasmo que retiró el séptimo perfecto, algo que también hizo en el segundo y tercero, mientras en el cuarto solo Kinsler se le embasó por boleto. En la alta del octavo, Seattle volvió a la carga y por sencillo de Dustin Ackley se puso adelante 3x2.

Para ese entonces, los Marineros habían explotado en ese octavo a Darvish, luego de admitir boleto y sencillo, y a pesar de que ponchó a Justin Smoak lo enviaron a las duchas. El japonés estaba cargando con el revés después de 7.1 innings con tres carreras, siete hits, siete ponches y cuatro bases. Sin duda mejor estuvo Erasmo con siete entradas, cuatro imparables, dos carreras, una limpia, dos ponches y solo un boleto.

Erasmo estaba ganando pero en el cierre del octavo, el relevista Yoervis Medina permitió el empate 3x3 hasta que en el noveno, doblete de Kyle Seage acabó con el equilibrio y vencieron los Marineros 4x3.