•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El pitcheo es un arte. Desde la colina de los infartos, puedes ofrecer una sinfonía, un trabajo de elevada arquitectura “marca” Calatrava, o trazos sobre el lienzo como los de Salvador Dalí. Ayer en Seattle, el nicaragüense Erasmo Ramírez pareció estar utilizando el pincel del maestro español del surrealismo dibujando cero tras cero durante seis entradas, antes de mostrarse vulnerable en el inicio del séptimo con dos a bordo sin out, siendo rescatado por el zurdo Charlie Fursbush con el juego a su favor 1-0 en bravo duelo con Matt Moore de Tampa.

La pequeña diferencia fabricada por el jonrón de Kendry Morales en el cierre del segundo, que en manos de Erasmo se veía consistente, desapareció en el octavo cuando Yoervis Medina llegó a entregar el botín cediendo el empate y dejando dos circulando, y Oliver Pérez no pudo evitar la estocada del emergente Sean Rodríguez impulsando par de carreras, haciendo girar las cifras 3-1 en contra de Seattle. Faltaba un poco más de sal en la herida: en el noveno, Héctor Noesí, beneficiado por un gran out en el plato, permitió otra carrera sellando con pizarra de 4-1, el tan necesario triunfo de los Rays, todavía líderes en la agobiante lucha por el segundo comodín.

Ha sido el mejor pitcheo de Erasmo esta temporada, Aunque se esfumó la posibilidad de su sexta victoria, quedando sin decisión, la impresión provocada con su pitcheo sereno, de variados recursos, y dominante, fue estupenda. Los Marineros saben que tienen en él, un sólido abridor para el futuro. Difícilmente repitió pitcheos, se apoyó en cambiar las velocidades y los puntos de aterrizaje de sus lanzamientos, y sobre todo, en el manejo del control cuando la situación lo exigía. Va hacia las esquinas con esa seguridad que toma tiempo conseguir y sin alardear, sus quiebres, desconciertan y simplifican.

El cero del quinto inning fue producto de tres ponches, mantuvo a Longoria buscando cómo estirar su bate; supo resolver a Matt Joyce en el sexto atravesando un momento de peligro, y solo quedó atrás en el séptimo con dos en base después de 105 lanzamientos. Su trabajo fue de seis entradas sin carrera, cuatro hits en contra, cuatro boletos y cinco ponches, mejorando a 4.57 su efectividad. Un pitcheo de destreza y madurez que merecía mejor suerte.

Yanquis reaccionan

Saliendo entre los escombros de un pitcheo bombardeado por los Medias Rojas durante tres días consecutivos, los Yanquis, obviando otro intento de remate malogrado por el as en desvanecimiento, Mariano Rivera, quien permitió el empate 3-3 en el inicio del noveno, triunfaron 4 por 3 al aprovechar en el cierre un lanzamiento descontrolado de Brandon Workman, facilitando la anotación de Ichiro Suzuki que mantiene a los Yanquis a dos victorias de Tampa, igual que Indios y Orioles, con Kansas a un paso. Mariano solicitó entrar en el octavo y lo resolvió, pero en el noveno fue golpeado por un jonrón de Will Middlebrooks. La carrera anotada por Ichiro, le proporcionó al canalero su quinto éxito de la campaña.

Hiroki Kuroda estuvo inseguro mientras Robinson Cano conectó un doble impulsador de dos carreras y Alex Rodríguez disparó dos imparables, sacando a los Yanquis de una racha de tres derrotas, en tanto los Orioles y los Indios, vencidos por Medias Blancas y Mets 4-2 y 2-1, continuaron con 76 triunfos, el mismo número de los Yanquis, con Tampa avanzando a 78, en un apretado nudo.

Boston es el equipo más ganador de las mayores con 87, dos más que los Bravos de Atlanta, el mejor equipo de la Liga Nacional, derrotado ayer por los Filis 3-2, pese a dos jonrones del prospecto Evan Gattis, sus números 17 y 18, víctimas del pitcheo del zurdo Cole Hamels, con balance irreconocible de 7-13 y 3-45 en carreras limpias.

En la fiera e impredecible lucha por el banderín del centro en el viejo circuito, los Cardenales se adelantaron juego y medio de los crecidos Piratas, superándolos 9 por 2, mientras los Rojos, metidos de lleno en el conflicto, batallaban con el as de los Dodgers Clayton Kershaw en el único juego nocturno.

En juego solo interesante para nosotros, el derecho pinolero Wilton López de los Rockies, sacó dos outs en una derrota por 5-2 ante los también descartados Padres de San Diego, mejorando a 3.93 su efectividad. No fue fácil, porque en tan corto trayecto, Wilton permitió un hit, cedió una base y registró un ponche.

 

dplay@ibw.com.ni