•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Si los Yanquis estuvieran solos en la persecución de Tampa, esa diferencia entre ellos de tres juegos, no se vería tan lejana y agrietada, pero con la molesta compañía de tres equipos igualmente desesperados, Orioles, Indios y Royals, el manager Joe Girardi debe sentirse en la oscuridad, terriblemente angustiado después de perder cuatro veces en los últimos cinco partidos, consciente de carecer de suficiente pitcheo abridor, de la pólvora necesaria, y estar atormentado por un bullpen en el que ni Mariano Rivera es confiable.

La derrota por 4-2 frente a los Orioles, pese a un trabajo aceptable del maltratado C. C. Sabathia, víctimas de un enérgico pitcheo de Chris Tillman (16-5), quien limitó a los Yanquis a cuatro hits, ponchando a nueve y admitiendo dos carreras en siete entradas, ha sido un fuerte golpe, porque los de Baltimore con 77-66, se han adelantado juego y medio, equilibrados con los Indios de Cleveland, vencedores de los Royals 4-3 con pitcheo de 10 kaes en siete innings, por parte del dominicano Ubaldo Jiménez (11-9).

El quinto jonrón de Alex Rodríguez y el 652 de su carrera, acercándose a ocho de los 660 disparados por Willie Mays, una vez más, no tuvo utilidad para los Yanquis, que no cuentan con Derek Jeter y siguen mostrándose como un equipo que cojea, sin la menor solidez para fortalecer la pretensión de pelear un lugar en los Play Offs como segundo comodín. Para Girardi, armar el line-up yanqui se ha convertido en un dolor de cabeza. Ayer colocó a Rodríguez como segundo bate por vez primera desde 2006, y lo más dramático es que los bateadores 3, 4 y 5, Cano, Soriano y Granderson, se fueron de 12-0.

Los Orioles no necesitaron del punch de Chris Davis, silenciado de 4-0, frenado en 48 jonrones, pero con cinco de ventaja sobre el muscularmente “agripado” Miguel Cabrera, que registra 43, sin obtener la plenitud de forma, que le facilitó alcanzar y superar a Josh Hamilton el año pasado en ruta hacia la Triple Corona.

En la jornada, Max Scherzer --de los Tigres-- volvió a fallar en busca de su triunfo 20, perdiendo por tercera vez, ahora por 5-1 ante los Medias Blancas, los Piratas derrotaron a Texas 1-0, y los Cachorros a los Rojos 2-0.

 

dplay@ibw.com.ni