•   México  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En un momento próximo a lo trágico para el fútbol mexicano, permítanme recurrir a José Alfredo Jiménez, el inagotable cantor de tantas tristezas. Sangrando profusamente por esa derrota 2-0 ante Estados Unidos, de los ojos de los aficionados aztecas, sigue brotando llanto; después de tantos sufrimientos en esta amarga fase eliminatoria, se recibe otra “puñalada” con peligro de provocar desangre; aun sin el “Chepo” de la Torre no hay forma de sacarle jugo a un fútbol de solo chispazos, que el arquero Tim Howard secó con algunas atajadas de mucho mérito; y ahora, el cabello de las esperanzas está completamente blanco, ralo, y cayéndose.

Con solo un triunfo en ocho juegos, cinco empates y dos derrotas consecutivas, México reducido a ocho puntos, se tambalea en la zona de las alarmas igual que Panamá, que en el último grito del drama, con el segundo gol de Gabriel Torres en tiempo de reposición, empató con Honduras 2-2. Una situación insospechada cuando se puso en marcha este hexagonal con el favoritismo azteca calificado como indiscutido. Ahora con desventaja de los charros en diferencia de goles, el duelo con Panamá es casi de vida o muerte para los dos equipos involucrados en terrible conflicto.

La victoria de Estados Unidos, facilitada por los goles de Eddie Johnson por arriba y Landon Donovan por abajo, aprovechando fallas en salida y quedada del arquero Jesús Corona, sin lamentar el penal que falló Clint Dempsey, lo hace escalar la cima de la montaña en la Concacaf con 16 puntos, uno más que Costa Rica, limitada a un empate 1-1 con Jamaica por culpa del gol de Jermaine Anderson en tiempo adicional, borrando la ventaja que construyó Randall Brenes en el minuto 74. Los dos equipos con ventajas de 8 y 7 puntos sobre México y Panamá, tienen su boleto asegurado para el Mundial de Brasil, con Honduras, que suma 11, pendiente todavía.

En el grupo Suramericano, Argentina con dos goles de Lionel Messi ejecutando penales, y el agregado del Kun Agüero y Ángel DiMaría, destrozó a Paraguay 4-1, y con 26 puntos, ya está en Brasil 2014, mientras Colombia fallaba en el mismo intento al ser vencida 2-0 por un impetuoso Uruguay, víctima de los goles de Edison Cavani y de Cristian Stuani, manteniéndose en 23 puntos, en tanto Venezuela con un partido más, recurriendo a su bravura, superó 3-2 a Perú, alcanzando a Ecuador con 19 puntos, que fue sujetado por el empate 1-1 frente a Bolivia.

Hasta el momento, detrás del clasificado Argentina, siguen Colombia 23 puntos, Uruguay 22, Chile 21, Ecuador y Venezuela 19, con Perú, Bolivia y Paraguay nivelados con 11 en 13 juegos.

 

dplay@ibw.com.ni