•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Solo hay una forma de imaginar la pelea de hoy entre Floyd Mayweather y Saúl “Canelo” Álvarez en Las Vegas, y se apoya en lo obvio: el pegador buscando cómo recortar distancias para fijar mejor el blanco tomando todos los riesgos, como lo hacían peleadores que confiaban ciegamente en su capacidad de agresión y poder como Mayorga; y el púgil de destreza incomparable, capaz de estirar el ring con su rapidez de piernas, cambiar constantemente ángulos y distancias mientras dispara entrando y saliendo, frenando súbitamente para ensayar descargas aprovechando la velocidad de sus manos, y desapareciendo, intentando evitar ser “cazado” por el destructor.

¿Hay alguien por ahí que espere algo diferente? Pienso que no. Que previamente es una pelea sin secretos. Naturalmente, quien puede ofrecer variantes es Floyd, no “Canelo”, de limitados recursos, necesitado de un despliegue de furia intimidante, como el realizado por Joe Frazier frente a Cassius Clay en aquella histórica pelea entre invictos que paralizó el planeta en 1971. El mexicano no tiene mucho que pensar. Necesita con urgencia una metralleta para ir directamente al grano, sobre todo en los primeros asaltos, con su energía al máximo. Solo con un excedente de presión, puede meter en problemas a Floyd, el “Chris Ángel” del boxeo actual, un fabricante de magia con facilidad.

“No voy a precipitarme”, dice Álvarez, como si el tiempo y los recursos no estuvieran del lado de Mayweather. ¿Se imaginan a Mayorga sin precipitarse contra Andrew Lewis o Vernon Forrest? No hubiera conseguido esas victorias que lo proyectaron hacia la fama. Lo peor, es permitir que el más hábil, con más experiencia, tome el centro del ring, establezca la distancia y decida cuándo pisar el acelerador. Claro que “Canelo” debe apurarse. Está obligado a hacerlo.

Los analistas, claros de eso, esperan que en el inicio de la pelea, Floyd se vea expuesto a los mayores riesgos si Álvarez se convierte en un torbellino. Alguien como Juan Manuel Márquez, quien conoce mucho sobre Mayweather, después de no haberle podido ganar ni un round en septiembre de 2009, dice con sentido común, que “Canelo” necesitaba un par de peleas con rivales flexibles para acercarse a ciertos ajustes necesarios, pero eso no fue posible, sencillamente, porque los púgiles escurridizos como Whitaker, quien agregaba muchas mañas, son raros en estos tiempos aciagos.

Una de las ventajas de un artista de la defensa con suficiente resistencia como Mayweather, es que sabe tomar el reto de peleadores frontales, aunque no con la estructura física y el poder de Álvarez, cuya cuota de astucia todavía se encuentra embotellada y será sometida a prueba esta noche.

¿Solo “Canelo” puede noquear con su punch? No, Floyd también, por la vía de los desbordes aplicando precisión, obligando al referee a estar atento, o por los cortes que puede provocar. Como lo hemos comprobado, su golpeo lateral es terriblemente dañino, y “Canelo” estará muy ocupado en la tarea de captación de esos golpes, algo muy difícil por la versatilidad de Mayweather. Como siempre, todas las teorizaciones son dinamitadas por un golpe de nocaut. Manny Pacquiao se estaba dirigiendo hacia una victoria resplandeciente, cuando se encontró con el arponazo de derecha de Márquez.

Dijo “Canelo” que la pelea de Floyd que más estudió fue la que realizó con Oscar De La Hoya en 2007. ¿Qué puede haberle sido útil? Los movimientos de Floyd, exigido en varios pasajes por un rival que no tiene nada que ver con Álvarez, y por lo tanto, de ninguna manera ser utilizado como una referencia.

Julio César Chávez, aconseja pelear con confianza. Qué fácil se pierde la confianza y la paciencia enfrentando a un adversario con las características de Floyd. ¿Recuerdan a Durán inutilizado por Leonard en la pelea del “no más”? El propio Chávez, más impetuoso y mejor golpeador que Álvarez, se vio beneficiado por un fallo discutido para superar a Whitaker. Como Rocky Marciano, el peleador mexicano debe concentrarse en forzar el cuerpo a cuerpo para descargar sus bombas con posibilidad de simplificar. Esa es su gran opción de fabricar un resultado sorprendente esta noche.

Favorito, Mayweather en casi todas las pantallas, a menos que “Canelo” suba al ring del MGM, con una metralleta oculta.

 

dplay@ibw.com.ni