•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En medio de un drama que parece interminable, como lo está siendo la batalla por los comodines en la Liga Americana, la sacudida producida por el trueno 50 de Chris Davis, un insospechado retador de Miguel Cabrera en dos casilleros de las tres coronas, empujó a los Orioles (78-69) hacia una victoria por 5-3 sobre lo que queda de los Azulejos de Toronto, con sus expectativas de inicio de temporada entre escombros.

Mientras las consideraciones sobre el próximo bateador de 50 jonrones giraban alrededor de Miguel Cabrera y Josh Hamilton, bateadores de 44 y 43 después de protagonizar un cierre electrizante el año pasado, Chris Davis, quien asomó con 33 vuelacercas en el 2012, ha conseguido un crecimiento de ribetes espectaculares con 15 juegos pendientes, y 7 de ventaja respecto al muscularmente maltratado Cabrera, una diferencia calificada como imborrable. Davis agregó más presión impulsando su carrera 129, acercándose a sólo 4 del venezolano, quien espera retener el cetro de bateo con sus .348 puntos, aventajando a Mike Trout.

Fue el triunfo 78 de los Orioles, uno menos que los Yanquis, vencidos 8-4 por Boston víctimas del jonrón con bases llenas de Jarrod Saltalamachia contra Preston Claiborne, quebrando un empate 4-4. Los líderes como primer comodín, Rangers de Texas, con 81 triunfos, doblaron sus rodillas ante los disparados Atléticos de Oakland, estimulados por el jonrón 23 del cubano Céspedes, en tanto los Indios, seriamente amenazantes, alargando a diez su racha de victorias, lograron su éxito 79, superando 3-1 a los Medias Blancas.

El tropiezo de los Yanquis ante Boston, casi al mismo tiempo de ver desplazarse a la lista de lesionados a Brett Gardner, y sin poder sacarle utilidad al bateo de Robinson Cano de 4-4, los mantiene en 79 triunfos. Brendan Ryan, recién adquirido de Seattle, quien no puede ser usado en los Play Offs por haber aterrizado después del 1 de septiembre, conectó su primer jonrón para los Yanquis, que utilizaron como abridor al japonés Kuroda frente a John Lackey.