elnuevodiario.com.ni
  •   Las Vegas, Nevada  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El púgil mexicano Saúl "Canelo" Álvarez, que perdió el invicto ante el estadounidense Floyd Mayweather Jr. y el título de campeón del peso mediano júnior, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB), reconoció que nunca tuvo la "solución" para competir con el boxeo que presentó su rival.

"No hay ninguna duda de que es un gran boxeador, muy inteligente. No tuve solución para poderlo vencer", declaró Álvarez al concluir la pelea que perdió por decisión mayoritaria.

Sin embargo, el propio boxeador mexicano de 23 años había asegurado en declaraciones previas a la pelea que llegaba con más de un plan para ganar a Mayweathear Jr. porque había trabajado en tres diferentes, por si alguno le fallaba.

Al final le fallaron los tres y dio la peor imagen en peleas de título que ha disputado hasta ahora como profesional.

"Lo único que pudo decir es que se trata de un púgil muy talentoso, que se evade muy bien y que no supe cómo alcanzarle, es así de simple", admitió Álvarez, que se llevó una bolsa de 10 millones de dólares que podrá incrementar con el porcentaje de los derechos de televisión de pago y por circuito cerrado.

"Es un gran peleador y en este momento me siento frustrado porque trate de alcanzarlo con mis golpes, pero no pude", admitió.

Las estadísticas de la pelea no dejaron ninguna duda de esa realidad ya que Mayweather Jr. conectó 505 golpes y alcanzó a Álvarez 232 veces, comparados a los 526 y 117, respectivamente, que aportó el púgil mexicano.

"Eso demuestra que él también falló y muchos de los golpes que colocó se estrellaron contra mis guantes sin que me hiciesen daño.

Sus golpes no eran de poder, pero eran rápidos y le dieron puntos que le hicieron merecedor al triunfo sin ningún tipo de discusión", aseveró.

Álvarez reconoció que la derrota le había dejado "herido" su orgullo, pero también entendía que esta vez le tocó perder.

"Ahora voy a descansar y ver qué es lo que podemos hacer en el futuro", agregó Álvarez, que reiteró que intentaron hacer las cosas que trabajaron durante la preparación, pero no resultó. "Hay que darle crédito a mi rival porque ganó bien", concluyó.