•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La última vez que los Yanquis quedaron fuera de los Play Offs fue en 1993, hace 18 temporadas. Ningún otro equipo ha tenido tanta presencia. En 1994, año de la tristemente recordada y dañina huelga, no hubo postemporada ni Serie Mundial, pero los Yanquis de Don Matingly, Paul O´Neill, Bernie Williams, Wade Boggs, el ganador de 17 juegos al momento de la suspensión Jimmy Key y Mélido Pérez, era líder del Este en la Liga Americana con 70 triunfos y 43 reveses, con seis y medio de ventaja sobre los Orioles. Mariano Rivera no había llegado todavía. Él lo hizo en 1995 junto con Andy Pettite, cuando el as del relevo era John Wetteland.

Rivera, quien anoche se apuntó su rescate 44 zigzagueando entre dificultades, nunca ha estado viendo los Play Offs por TV, pero este año parece “condenado” a eso, más allá de la victoria por 4-3 lograda sobre Toronto, que mantiene a los ex Bombarderos con vida, pero caminando sobre un alambre sin red abajo, faltando solo 10 juegos para caer el telón. Aunque matemáticamente los Yanquis pueden colgarse de ciertas esperanzas, no creo que tengan chance sin el armamento necesario en una guerra que entra a su etapa de desgaste con seis equipos involucrados en busca desesperada de dos boletos.

Una ofensiva yanqui con cañoneo de Robinson Cano, Alfonso Soriano y Vernon Wells, fabricó cuatro carreras, dándole vuelta a un marcador que favorecía a los Azulejos 3-0, dejando a los de Nueva York con balance de 80-72, el mismo número de victorias que Kansas, vencedor de Cleveland 7-2 con pitcheo de Bruce Chen (8-3), y una menos que los Orioles, que derrotaron a los Medias Rojas 5-3 en doce entradas, ignorando los jonrones de David Ortiz (28) y Mike Napoli (23).

Consideren que pese a su revés ante Kansas, los sorprendentes Indios registran 82 triunfos, igual que Texas, equipo derrotado4-3 en doce entradas por Tampa, que saltó al liderato entre los aspirantes a comodines con 83 éxitos, en tanto en la Liga Nacional, los Piratas sufrieron su tercera derrota consecutiva superados 3-2 por los descartados Padres de San Diego, alejándose dos juegos de los líderes del candente sector central, que doblegaron apretadamente a los Rockies 4-3, con los Rojos de Cincinnati batallando con Houston 4-4 a la altura del noveno inning, ejerciendo una gran presión sobre Pittsburgh.

En las batallas individuales, Chris Davis de los Orioles, con dos empujadas, llegó a 44 y amaneció abrazado con el venezolano Miguel Cabrera, fuera de combate en jonrones separado 7 de Davis, pero manteniendo a distancia a Mike Trout de los Angelinos en bateo (347 por 330), quizás la única corona que podría retener.

 

dplay@ibw.com.ni