•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Contratar como asesor de las Chivas al holandés Johan Cruyff “fue una equivocación garrafal”, aseguró ayer el empresario y dueño del equipo mexicano, Jorge Vergara.

“La decisión de contratar a Cruyff, por más bien intencionada y más dineral que costó, fue una equivocación garrafal”, declaró Vergara en una entrevista para el programa ‘Super Gol’, de la emisora Radiorama 1370 de Guadalajara.

Cruyff fue asesor deportivo de las Chivas durante siete meses del 2012 para intentar darle una nueva cara deportiva, y entre sus decisiones pidió cambiar el césped artificial del estadio por uno natural y puso en el banquillo a John Van’t Schip.

Vergara apuntó en la entrevista que se equivocó al permitir que Cruyff pusiera el cuerpo técnico, que se dio cuenta que se había contratado a la gente equivocada y que, además, le vendieron la idea de que Van’t Schip era el próximo Pep Guardiola.

“Me vendieron a Van’t Schip como el siguiente Pep Guardiola y la verdad es que la ‘P’ la tenía de otra cosa, no de Guardiola y nada tenía que ver. No era la gente capaz ni correcta para el equipo, destruyeron el vestuario, afirmó el dueño.