•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¡Ah, los cálculos! A veces nos hacen sentirnos perdidos en el mundo de los acertijos. ¡Qué alboroto alrededor de los comodines en la Liga Americana! Matemáticamente los Yanquis todavía viven, pero sus esperanzas en la sala de cuidados intensivos de esta agobiante recta final de temporada, son tan escasas como las de un pollo en Nochebuena. Ayer, víctimas de dos outs en el plato en el octavo inning, inutilizaron una buena faena monticular del zurdo Andy Pettitte, y un esfuerzo postrero de Mariano Rivera, cayendo 2-1 ante los desaparecidos Gigantes, precisamente cuando más necesitaban vencer.

Entrando la temporada a su última semana, los Yanquis con 82-74 y seis pendientes, tres estrujantes con los Rays de Tampa y tres con los Astros, perdedores de 105 juegos, se encuentran medio paso detrás de Kansas, con una derrota menos (73) después de doblegar 4-0 a los súbitamente desfondados Rangers de Texas, pero persiguiendo a tres equipos, dos de ellos, Tampa y Cleveland, con 86 victorias, y el herido Texas con 84, en tanto los Orioles se han rezagado con 81-74, también respirando con un pulmón artificial, rascando a los “Bombarderos” que se han quedado sin bombas.

A simple vista, los que parecen disponer de las mejores posibilidades son los Indios (86-70), que ganan 9 de sus últimos 11 juegos y se enfrentan dos veces a los Medias Blancas y cuatro a los Gemelos, equipos eliminados desde el mes de agosto, separados 30 y 25 juegos de los Tigres en el Este de la Liga Americana. Un par de victorias, podrían colocarlos fuera de peligro.

Los Rays (86-69), siempre temibles cerrando, ganan 8 de sus últimos 11 en pie de guerra, se fajarán hoy con los Orioles, y luego tres veces con los Yanquis y tres con Toronto. Obviamente tienen que ser considerados favoritos para sobrevivir junto con los Indios, en tanto Texas (84-71), perdiendo 8 de sus últimos 11 juegos, buscará con desesperación cómo resurgir a tiempo, aprovechando tres juegos con los apagados Astros, antes de encontrarse cuatro veces con los Angelinos.

Uno piensa que la ecuación de dos incógnitas, deberá resolverse entre estos tres equipos, porque Yanquis, Kansas y Orioles, están con la soga al cuello, aunque los de Kansas podrían hacer algo cerrando tres veces con Seattle y cuatro con los Medias Blancas, en cambio, los Orioles tienen pendientes uno con Tampa y tres finales con Boston, después de verse las caras en tres duelos con Toronto.

¡Qué terrible es sentirse perdido en el mundo de los acertijos, como lo está este prójimo!

 

dplay@ibw.com.ni