•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Frecuentemente los Juegos Deportivos Centroamericanos han sido el termómetro en el que se pueda valorar el desarrollo de nuestro deporte. Se vio aquel salto cualitativo y cuantitativo en los años 80. Pero todo aquello que nos emocionó y nos hizo soñar hacia algo superior fue echado por la borda. Ahora estamos en un nuevo proceso.

Este año en Costa Rica, los resultados deportivos nacionales fueron bajos en relación a otras ediciones, pero se estima que en el próximo ciclo olímpico, con el compromiso de organizar los Juegos en el 2017, debe mejorarse en los resultados, como una respuesta al trabajo que se haga.

Muchos consideran que el Instituto Nicaragüense de Deportes, IND, es el responsable de esos resultados. Le acusan de ser responsable de la decadencia, y que quiere controlar incluso a las federaciones por medio del Consejo de Deportes. Pero hay cosas erradas.

El arquitecto Marlon Torres, uno de los fundadores del IND, y actualmente su director, después de desarrollarse en distintos departamentos, y hasta ser asesor de los varios directores, opina que se puede tener mejores resultados si todos nos ponemos del mismo lado para empujar el proyecto de nación llamado deporte.

Deportivamente hablando, Nicaragua ha retrocedido una exageración y si se ha ganado medallas, son esporádicas y por resultados excepcionales, pero se está en un proceso de reactivación, comenzando con un mejor presupuesto.

“El presupuesto al deporte en este año 2013 por primera vez en la historia vamos como por unos 225 millones. En este momento hay una reforma presupuestaria en la que están incluyendo 22 millones más destinados a financiar la etapa final del “Pomares”, la participación de Nicaragua en los Juegos Estudiantiles con Discapacidad en Guatemala, en los Juegos Estudiantiles de Secundaria en Colombia, los estudios geológicos y levantamiento topográfico para el Estadio Nacional de béisbol, en fin, una serie de actividades extras que se están financiando con esta reforma presupuestaria y que nos estaría haciendo llegar más allá de los 250 millones en este año”.

“Para el próximo año está proyectado un presupuesto de 240 millones y que ojalá que en la reforma correspondiente también nos amplíen el presupuesto en unos 20 millones, de tal manera que nos aproximemos a unos 260 millones de córdobas, presupuesto sin precedentes en la historia”.

Ese dinero es distribuido entre todos los involucrados en la actividad deportiva.

“De esos 240 millones las federaciones deportivas se llevan el 25 por ciento. En este año se están entregando 51 millones a todas las federaciones, y el próximo año serían 60 millones, un salto de un 20 por ciento, y esto conlleva una responsabilidad de todas estas organizaciones a las cuales se les ha exigido por Ley la obtención de su personalidad jurídica que facilita la tutela del Estado, el control, la supervisión del Estado, porque están manejando recursos del Estado. Y por eso el que hace las cosas bien, no tiene por qué tener ningún tipo de problema, simplemente que siga haciendo las cosas bien y se va a seguir estimulando con los recursos que cada uno con su buen actuar tiene derecho a mejorar y en esa medida que ellos mejoren su desempeño, se les va estimulando de acuerdo con el reglamento para el financiamiento de las federaciones”.

¿Cómo se valora la relación inversión con los resultados de alto rendimiento?

“El deporte federado es responsable del deporte de alto rendimiento. Todos sabemos que un atleta de este tipo no se hace de la noche a la mañana, como sucede con un médico, ingeniero, abogado, es un proceso a largo plazo, un proceso de iniciación, formación y perfeccionamiento deportivo que haciendo un parangón con el sistema educativo, en términos deportivos tienen que pasar por cada nivel, y ese es el proceso del cual las federaciones tienen una parte final, son como las universidades, que es la meta después de pasar por el sistema primario y secundario”.

“Nosotros estamos claros que para que tengamos deportistas de alto rendimiento de calidad a un mediano plazo, tenemos que hacer funcionar el sistema de educación física en el subsistema general de educación básica y media, en el de educación técnica, el de educación universitaria, de tal manera que los muchachos en las edades correspondientes, vayan aprendiendo las destrezas, habilidades, los conocimientos, los valores, los hábitos, que les permitan una vez que alcancen ya su mayoría de edad, cuando están en el radio de acción de las federaciones, poder tener resultados positivos.

Porque si un muchacho no es educado físicamente, difícilmente va a tener coordinación neuromuscular, no va a desarrollar habilidades para competir. No tendría la adecuada formación, que tiene que ser adquirida en primaria, secundaria y universitaria”.

“Y eso implica un esfuerzo grande. Se trata de mejorar el sistema de la clase de Educación Física, de mejorar el sistema de los Juegos Estudiantiles Nacionales, de recreación en Primaria y de deportes en Secundaria, y obviamente los Juegos Universitarios, de tal manera que el muchacho tenga un seguimiento en cada una de las etapas de su desarrollo deportivo que le permitan realmente poder disfrutar a plenitud de todas las habilidades y las destrezas que requiere el deporte que él haya escogido para practicar. Ese es un gran esfuerzo que se tiene que combinar con el Ministerio de Educación, las universidades, el Inatec”.

“Precisamente el día que fuimos a la consulta de la reforma a la Ley 522, igual que nosotros, expresaron sus inquietudes la gente del Ministerio de Educación, del Cepanic, del CON, de las Federaciones, de la Confede, en el sentido de que nosotros requerimos, que para mejorar los resultados deportivos de nuestro país, el Ministerio de Educación dedique recursos al desarrollo y a la promoción del deporte y la educación física, y todos coincidíamos, igual que los diputados de la Comisión, de que el Mined debiera destinar al menos el 1 por ciento de su presupuesto, que son 6,500 millones este año, y que serían 65 millones, para desarrollar las actividades deportivas, educación física y el deporte y recreación en el Ministerio de Educación, igualmente que aporten el 1 por ciento el Inatec, las universidades y las alcaldías, porque este es el deporte masivo, en las edades que convienen, en las que hay que incidir para que el proceso de formación sea correcto, y oportuno y que podamos cultivar a un mediano plazo, los frutos que estaríamos sembrando dentro de este sector que es vital para poder mejorar los resultados”.

“Aquí lo que nosotros tenemos son resultados espontáneos, de gente superdotada que con poco que se les pueda facilitar, logran alcanzar los resultados. El éxito del sistema deportivo cubano es que está montado sobre el sistema educativo. Van de la mano lo uno de lo otro, con escuelas de iniciación deportiva, que es una escuelita de primaria donde se ponen a estudiar juntos a todos los mejores valores detectados de las diferentes disciplinas deportivas. En una sola escuela se les facilita la alimentación, atención médica, entrenadores, profesores, que se dedican a desarrollar de manera concentrada a estos valores”. El proceso se repite en secundaria, con la Escuela Superior de Perfeccionamiento Atlético, ESPA, y una vez bachilleres van al centro de alto rendimiento, donde están todas las selecciones nacionales de Cuba, tanto mayores como juveniles, y el proceso continúa”.

“Es un sistema deportivo que está montado en el sistema educativo. Nosotros talvez en este momento no podemos aspirar a tanto, pero sí creo que lo que tenemos que hacer es arrancar con unos Juegos Escolares masivos, con la participación de todo el millón y medio de alumnos que están matriculados y para ello el Ministerio no puede hacer magia sin recursos. Necesitan pelotas, guantes, bates, contratar profesores. Necesitamos hacer profesores y para eso la Escuela de Educación Física fue el proyecto prioritario, ya hemos comenzado a graduar a los primeros licenciados, técnicos superiores. De tal manera que aunque tengamos la cancha, las pelotas, si el profesor no está debidamente calificado, difícilmente vamos a poder incidir en el desarrollo de los muchachos”.

“Es una combinación de factores en la que tenemos que trabajar simultáneamente los que estamos involucrados. El problemas es que mucha gente cree que el asiento que tiene en el Consejo de Deportes es para venir a platicar aquí, y a comer, el problema no es eso. Algunos compañeros aún no han entendido que su responsabilidad es que su institución a la que representan en el Consejo, debe empezar a hacer un trabajo en el terreno deportivo, educación física y de recreación, de tal manera que todas las 20 instituciones estemos apoyando al mejoramiento de la cultura física de nuestra población, y como resultado subsidiario, a mejorar los resultados deportivos en el caso del deporte de alto rendimiento”.

¿Quién da las pautas en la dirección del deporte?

“El IND como el organismo superior gubernamental, como lo establece la Ley 522, es el responsable de parte del Estado, de todas las actividades que se realicen en el deporte, la educación física y la recreación”.

Y aclara que el Consejo Nacional del Deporte, la Educación Física y la Recreación Física, que está presidido por el IND y con 20 organizaciones ligadas al deporte, “es el órgano superior de la materia, o sea, que es la parte que toma las decisiones principales. El Consejo es el cerebro del Instituto, es el responsable de aprobar las políticas, los planes, los programas y los presupuestos destinados por el Estado para el fomento, el desarrollo del deporte, la educación fisica, a diferencia de los anteriores IND, que eran los directores los que decidían qué se hacía y qué no. Ahora no, el director del IND es el presidente, por ley, del Consejo, pero es el Consejo, esas 20 personas, donde tenés que buscar 11 votos para poder aprobar lo que se estime es lo mejor para el país. Antes solo una persona decidía, ahora la Ley vino a democratizar la toma de decisiones con los recursos que están garantizados por la Ley”.

“Para decir algo, en el 2007 en que asumió la Presidencia el Comandante Ortega, el presupuesto del deporte era de 70 millones de córdobas. Ahora y para el 2014 andamos arriba de los 240 millones, o sea, los recursos por ley están garantizados como ustedes saben, por dos fuentes, una, el 50 por ciento de las utilidades de la Lotería Nacional, y dos, el 10 por ciento de los impuestos selectivos a rones, gaseosas y tabaco. Estas dos fuentes son las que generan esos 240 millones, que nos permiten poder trazar planes, programas, cosa que antes no se podía, porque pasamos 17 años con un presupuesto cercano a los 700 mil dólares, hoy con 240 andamos casi en los 10 millones de dólares, que es muchísima vez mayor a lo que se dio en los 17 años en tres gobiernos neoliberales, que precedieron”.

“La idea es que dentro del Consejo estén los sectores interesados en desarrollar el deporte, la educación física y la recreación, pero algunos han malinterpretado desde el punto financiero, de que es a través del Consejo que van a conseguir financiamiento, es imposible, no hay manera. El Ministerio de Educación recibe 6,500 millones y el Consejo 200, ¿cuánto le puede destinar cuando está establecido el fin de los recursos, que son 35% para infraestructura deportiva, 20% para promoción y desarrollo, 25% para las federaciones, 13% para el IND, el 4% para el CON y el 3% para el Paraímpico. Es imposible, aquí lo que se trata es que cada una de estas organizaciones, de sus propios recursos tienen que comenzar a destinar una partida para desarrollar las actividades de deporte”.

¿Cuál es el nivel deportivo actual de Nicaragua?

“El nivel deportivo lamentablemente en estos 17 años es repetitivo estarlo planteando, retrocedimos 50 años. No se dio seguimiento a todos los programas que se desarrollaban en los años 80, e incluso se llevó al Instituto de Deportes a su mínima expresión, tanto desde el punto de vista estructural como desde el punto de vista funcional, de personal y presupuestariamente”.

“Había una decisión en el año 1993, de desaparecerlo en el gobierno de Doña Violeta, pero se hizo de parte de la institución, una contrapropuesta, de tal manera que fuera un Instituto de la juventud y deporte, que la presidencia con poco garantizó su supervivencia. Pero ya había una decisión, aquí nos vinieron a notificar que el Instituto estaba cerrado y que iba a desaparecer. Pero se tomó la iniciativa de parte de las personas que dirigían en ese momento y se planteó esa otra alternativa que gracias a Dios fue atendida y eso garantizó su sobrevivencia.”

“Realmente retrocedimos mucho y en deporte cuando perdés, una generación simplemente no hay nada más que hacer, hay que ir a buscar una nueva generación para comenzar a construir mejores deportistas”.

Y en el caso particular del deporte, estamos hablando que no había delegaciones departamentales, la infraestructura deportiva se dejó deteriorar por falta de mantenimiento, no se construyó nada nuevo, entonces nosotros consideramos que cuando se asumió en el año 2007, estábamos bajo cero y ahora estamos construyendo las bases, con la Escuela Nacional de Educación Física, los programas de infraestructura deportiva, los programas de capacitación a entrenadores, árbitros, dirigentes, médicos, sicólogos, etcétera, y con el proceso de fortalecimiento de las fuerzas cooperantes, llámense federaciones, asociaciones, para lograr llegar a cero, y a partir de ahí formular un plan nacional de desarrollo, que ya está planteado, y que está sometido a la Presidencia para que todos los bueyes se pongan del mismo lado de la carreta y no andemos cada uno disparado haciendo lo que creamos conveniente”.

“Este plan nacional de desarrollo 2013-2017 se elaboró en conjunto con los diferentes sectores y en este momento está sometido a la Presidencia de la República para su aprobación y posterior implementación con el concurso de todos, de tal manera que apuntemos a las prioridades que ahí establecimos todos para poder comenzar el proceso de despegue del deporte, la educación física, la recreación física, que son tres subsectores que están entrelazados”.

¿Unos resultados óptimos podrían verse en los próximos Juegos Centroamericanos?

“Sí, pero eso tiene que ser con un trabajo de laboratorio, igual a como hicimos en los años 80, que significa escoger una determinada cantidad de atletas en los deportes que se establezcan, y sean prioritarios. Decir 400 atletas y darles una atención diferenciada en alimentación, atención médica, entrenamiento, atención sicológica, en fogueo internacional, de tal manera que los resultados que vayamos a tener en el 2017 sean mucho mejores que los que hemos obtenido hasta este momento que han sido una preparación espontánea, de la mano de cada federación”.

Las federaciones que han trabajado de una manera más técnica, más científica, han tenido mejores resultados. Yo siempre pongo el ejemplo del balonmano, que sin ser un deporte arraigado en el país, pero que está siendo correctamente dirigido, obtuvo el campeonato Centroamericano en Costa Rica. Es un trabajo de laboratorio, se escogió un grupo de personas, se les dedicaron recursos y se logró el objetivo. Obviamente, los demás países centroamericanos igualmente se preparan, nos llevan 50 años de ventaja, pero el trabajo organizado y sostenido va a ir acortando esas distancias, pero no aspiramos a que sea una cosa a mediano plazo”.

 

Así se reparte el Presupuesto para el Deporte

35% Infraestructura deportiva

25% Federaciones

20% Promoción y desarrollo

13% IND

4% CON

3% Comité Paralímpico