•  |
  •  |
  • END

Posiblemente hasta el lunes 21 de octubre se conozca oficialmente la Convocatoria del próximo Campeonato Nacional de Béisbol de Primera División, que a juicio del presidente de Feniba, Carlos García, puede denominarse Campeonato “Especial”.

Lo de “Especial” puede referirse a la integración de los peloteros. Se busca mucha savia joven, pensando principalmente en la Selección Nacional, que lució en el Premundial de Venezuela, una vez que se le hizo la ansiada renovación.

En nuestro béisbol existen muchos peloteros mayores de 31 años de edad, cuyas carreras van en decadencia. Hay que preparar la nueva generación, pero debe ser observada en la Liga… Ejemplo, buscar receptores como Juan Blandón, Janior Montes o Douglas Fuentes, que tienen futuro, ya que Marlon Abea y Sergio Mena han tenido mucho ajetreo. Abea tiene 38 años de edad y Mena 34.

La visión de Feniba no sólo está puesta en el campeonato inmediato, sino que se prolonga a la Selección Nacional, a la que se quiere darle la mejor atención para conseguir mejores resultados.

Se está haciendo un plan de trabajo y el presupuesto para la Selección 2009, que podría aproximarse a los 240 mil dólares, los que incluyen reconcentración, entrenamiento, avituallamiento, fogueo desde el mes de julio en distintos países, especialmente en Europa para aclimatarse ya a finales de agosto e inicios de septiembre, en que se hará el Mundial.

Obviamente que en el presupuesto se incluye los costos de pasaje, que rondan los 2500 dólares cada boleto de avión a Moscú, sede de nuestro grupo inicial, junto a Japón, Gran Bretaña y los rusos. También estará el pago a los peloteros y quizá se contraten técnicos especializados.

En 2005, con el cubano Jorge Fuentes se consiguió un honroso sexto lugar en el Mundial de Holanda, nuestra última participación en estas lides. Aún se verá qué decisión tomar, ya que Omar Cisneros hizo un buen trabajo en Venezuela.

Hay confianza en estructurar un buen equipo con todo el elemento humano disponible, pero no se quiere improvisar. Se trabaja con seriedad con un año de anticipación, y se espera que los patrocinadores apoyen al equipo para continuar la racha de buenos resultados. El apoyo del estado también será fundamental, como sucedió en 2003 para los Panamericanos, donde se hizo un excelente trabajo.