•  |
  •  |
  • END

LOS ÁNGELES AP
Los Filis de Filadelfia repitieron su hazaña de 1993 cuando ganaron el título de la Liga Nacional, pero ahora sueñan en hacer una nueva historia en las Mayores.

Gracias a su victoria 5x1 en el quinto partido ante los Dodgers, los Filis ganaron la serie de campeonato de la Liga Nacional 4-1 y confirmaron su pase a la Serie Mundial.

"Estos tipos están como locos. Apenas me puedo imaginar cómo estarán todos en Filadelfia", dijo Ryan Howard, de los Filis, tras conquistar el título pese al lastre de ser el equipo más perdedor en la historia del deporte profesional de Estados Unidos.

Ahora, los Filis irán por su segundo campeonato de la Serie Mundial a partir del miércoles ya sea en el estadio de los Rays de Tampa Bay o en el de Boston.

"Esto es por la ciudad de Filadelfia", dijo el manager Charlie Manuel. "Tenemos que dar un paso más, un gran paso — luego estaremos en un gran desfile".

"Después de haber escuchado una y otra y otra vez sobre el equipo (que ganó el gallardete) de 1993, finalmente tenemos una oportunidad de dejar nuestra marca. Esta era una organización que deseaba cambiar, estábamos acostumbrados a perder y quise hacer todo lo que pude (para modificarla)", indicó Rollins.

Brad Lidge sacó los tres últimos outs para los Filis, que ganaron su único campeonato en 1989 al vencer a los Reales de Kansas City en seis partidos. Asimismo, avanzaron a las series mundiales de 1915, 1950, 1983 y 1993. En la última cayeron en seis partidos ante los Azulejos con jonrón de Joe Carter en la novena entrada ante Mitch Williams.

Los Filis se encaminan a una nueva Serie Mundial y llevan los deseos de campeonato de una ciudad que no ha podido celebrar nada desde 1983, cuando los 76ers de la NBA se coronaron.

La casa club de los visitantes en el Dodger Stadium olía a champán y la música retumbaba.

En una esquina, Carlos Ruiz estaba en su celular, atendiendo otra fiesta - en Panamá.

Resulta que la gente en Centroamérica está celebrando como se está celebrando en Filadelfia. Todos deberían darle las gracias a Cole Hamels y a Ruiz, su compañero de batería.

“Pudimos encontrar la página correcta todo el año y cuando se trata de la postemporada, definitivamente necesitas tener eso”, dijo Hamels. "Tienes que confiar en tu receptor y saber lo que tienes que hacerle a los bateadores. Carlos es muy bueno en eso".

Ruiz eventualmente se unió a la fiesta en la casaclub y fue bañado con cerveza y champán. También le cayeron arriba los halagos.

"Es un receptor con mucho potencial y sólo va a mejorar en el futuro", dijo el relevista de los Filis, JC Romero. "Una vez que entienda mejor que tiene que hacer con el bate, va a ser muy bueno. Con el guante, quizás sea uno de los mejores con los que jugado".