•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Jamás podrán borrar esas imágenes de sus mentes porque han sido cristalizadas con un témpano de emociones. Algunos dejaron que las lágrimas brotaran y dejaran huellas en sus rostros, otros sonreían y sonrojaban, pero sin importar sus reacciones, ellos disfrutaron el momento. ¡Era su merecido momento!

Ayer todos los exaltados al Salón de la Fama explotaron de júbilo, fue un acto en el que las autoridades deportivas utilizaron para reconocer sus largas faenas de esfuerzo, de ese empeño por dejar hasta la más milimétrica gota de sudor en una feroz lucha contra el agotamiento, de esa pasión desmedida por triunfar, pero principalmente, por ser parte de la historia.

Ahí estaban atletas del calibre de Henry Roa, Próspero González, Elsa Caldera, Karen López, activistas y dirigentes como Luis Rodolfo Toruño, Julio Montenegro, Francisco Zambrano, el árbitro Rafael Zelaya, una personalidad como Ramiro Baldizón y también familiares de Ramón “Monchito” Sirias (q.e.p.d), que con paso firme hicieron su ingreso al Salón de la Fama.

“Es un honor para mí, no me imaginaba poder volver a emocionarme como cuando pegaba un batazo importante en mi carrera, me sentí como un niño lleno de felicidad”, dijo Roa, quien ha sido catalogado como un genio y destructivo cañonero de nuestra pelota nacional.

Y cómo no recordar aquellos kilométricos cuadrangulares de Próspero, de ese swing elegante y a la vez “asesino” del bombardero de occidente. “Fue muy bonito todo, es un orgullo haber dedicado mi vida al béisbol porque me regalo muchos momentos gratos”, admite.

Para una de las más mortales jugadoras de voleibol del país, Karen López, que combinó muy bien su elegancia con su destreza en la cancha, este reconocimiento fue mágico. “Soy feliz, valió la pena todo el esfuerzo que hice en mi carrera”, declaró quien fue una aguerrida jugadora y pilar en la selecciones nacionales.

Elsa no escondió su emoción, “que actividad más bonita, pude sentirme llena, satisfecha de mi aporte en las pesas y el deporte. Ser parte del Salón de la Fama es maravilloso como atleta”.

Las expresiones de felicidad también se escucharon del resto de los exaltados. ¡Honor a quien honor se merece!

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus