•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Neymar no es Messi, y Cesc tampoco, pero la brillantez del brasileño desequilibrando y disparando, víctima de dos grandes atajadas realizadas por Forster, y la movilidad de Fábregas en el área, mostrándose destapado, libre de marca, para golpear impunemente con su cabeza ese centro de Alexis a los 76 minutos, con el Celtic resistiendo bravamente pese a la pérdida por tarjeta roja de Brown desde los 60, le permitió al Barcelona sin Messi, imponerse 1-0 en ese infierno que para los azulgrana casi siempre ha sido el Estadio de Glasgow.

Constantemente fauleado, el brasileño Neymar multiplicó esfuerzos exhibiendo sus habilidades de diferentes formas, con una preciosa pared, metiendo pelotas entre líneas, recibiendo y consiguiendo de inmediato el perfil adecuado para apretar el gatillo, y tomándole tres veces las espaldas a los defensores del incómodo y rudo rival. Solo le faltó marcar, y no lo logró por culpa del arquero Forster, de rapidísimos reflejos frente al reclamo de lo inesperado.

Fue innecesaria la agresión de Brown a Neymar después de haberlo derribado. El árbitro no titubeó en expulsarlo, y por media hora el Celtic quedó con 10 hombres, facilitando el juego de toques que tan bien maneja el Barsa, aunque sin producir goles hasta que Neymar metió una pelota larga y rasante a Alexis, y el centro del chileno desde la derecha fue cabeceado limpia y certeramente por Cesc, con Forster fuera de foco, inutilizado.

Una vez más, Valdés ofreció su aporte con una formidable atajada sobre cañonazo de Forrest, quien había reemplazado a Lustig, aunque el momento más espectacular, fue el doble bloqueo de Forster, rechazando disparos envenenados de Neymar y Alexis en la recta final del juego. Ahora el Barsa con 6 puntos, es líder de su grupo.

En tanto, el Arsenal inglés, con el accionar preciso e incidente del alemán Mesut Ozil, quien logró un gol con su zurda desde fuera del área, y entregó la pelota para el remate de Giroud, derrotó 2-0 al Nápoles italiano, mientras el Chelsea de Mourinho, doblegado por el Basilea en la primera jornada, goleó 4-0 al discreto Steaua en Bucarest, y el Ajax de Holanda se vio afectado por un discutido penal contra reloj, ejecutado por el artillero Balotelli del Milán, sellando un injusto 1-1 en la pizarra.

 

dplay@ibw.com.ni