•   Pittsburgh  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

No hay mejor vitrina que la postemporada para mostrarte de cuerpo entero. Aun siendo un novato de 23 años atravesando por su primera temporada, como Gerrit Cole, subestimado frente al ganador de 15 juegos Lance Lynn, pero nada asustado luego de ver cómo el bateo de los Cardenales golpeó al pitcheo de los Piratas edificando una resonante victoria por 9-1 la noche anterior. La oportunidad es dorada y aprovecharla es lo máximo. No te garantiza saltar al estrellato, pero si realizas un gran trabajo, impactas y ganas, como lo hizo Cole ayer en el urgente y necesario triunfo de los Piratas por 7-1, te hace sentir cerca del cielo.

En una serie de cinco juegos, quedar atrás 2-0, te desarma colocándote manos arriba. Cole, de la UCLA, la primera escogencia del draft de 2011, como lo fueron para los Piratas Kris Benson en 1996, y Bryan Bullington en 2002, fue un llamativo ganador de 10 juegos por 7 derrotas en sus 19 aperturas, con 3.22 en efectividad. Debutó en junio ganando cuatro veces sin perder, y cerró en septiembre también con racha de cuatro triunfos, pero no llegó a encontrarse con los Cardenales, que lo vieron ayer por vez primera, siendo drásticamente atornillados con ese pitcheo de solo dos hits y cinco ponches en seis entradas.

El jonrón de Yadier Molina en el quinto, por encima de la pared del jardín central, produjo la única carrera de San Luis sin desajustar a Cole, después de que los bucaneros, revitalizados, habían atacado a Lynn en el segundo con doble del candente Pedro Álvarez, y hit impulsador del propio Cole, agregando dos en el tercero, cuando Álvarez, jonroneó por segunda vez en la serie con Justin Morneau en circulación, y otras dos en el techo del quinto con dobles seguidos de Morneau y Marlon Byrd, boleto al temido Álvarez y hit de Rusell Martin. Ese respaldo de cinco carreras, obviamente fortaleció la confianza de Cole.

Después del doblete disparado por Carlos Beltrán en el primer inning con un out, Cole retiró a 11 en forma consecutiva, antes de ser despeinado por el cuadrangular de Molina. Los Piratas, no se detuvieron y agregaron una carrera en el séptimo por flay de sacrificio de Martin, y otra en el octavo, cuando Sterling Marte se voló la cerca contra Shelby Miller, utilizado como relevista.

Con la serie 1-1, los de Pittsburgh, en la búsqueda del cofre del tesoro, utilizarán el sábado al zurdo dominicano Francisco Liriano, frente al joven Joe Kelly.

 

dplay@ibw.com.ni