•   Valencia, España  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un desdibujado Real Madrid remontó el marcador en el tiempo añadido del partido que le enfrentó al Levante en el Ciutat de Valencia, en un duelo en el que los locales fueron mejores y al que llegaron con 2-1 al minuto 90, momento en el que los visitantes lograron dar la vuelta al marcador 3-2.

Todo sucedió al final. El Zhar lograba adelantar al Levante (2-1) en el minuto 86 y cuando parecía que el Madrid se iba de Valencia con una derrota, aparecieron Morata, para empatar en el 90, y Cristiano Ronaldo, en el 94, para arrebatarle a los levantinistas, definitivamente, una victoria que merecieron más que su rival.

El Levante salió con mucha intensidad y con las ideas muy claras ante un Real Madrid que quería llevar la iniciativa en el juego pero con la ideas muy poco claras en la línea de creación y sin poder conectar con los hombres de arriba.

El Levante seguía a lo suyo. Orden, disciplina, presión y a la espera de un contragolpe con el que sorprender a su rival, como así sucedió en el minuto 57 en una contra en la que asistió Xumetra asiste y Babá no falla ante Diego López.

Pero la reacción del Madrid no se hizo esperar y cuatro minutos después Sergio Ramos devolvía las tablas al marcador tras un córner al segundo palo del argentino Ángel Di María.

El gol del Levante despertó de su letargo al Real Madrid. No solo empató pronto, sino que el conjunto madridista vivió a partir del tanto de Babá sus mejores momentos, en los que el brasileño Marcelo, que entró en el segundo tiempo, desaprovechó una inmejorable ocasión para adelantar a su equipo en el marcador.

Cuando el Levante pasaba por su momento menos brillante logró desnivelar el marcador en una brillante acción de El Zhar, quien ante una salida de Diego López aguantó el balón y cruzó de nuevo el balón para establecer el 2-1 a cuatro minutos del final.

Pero la historia se repitió, y Morata, en el minuto 90, marcaba desde dentro del área para dejar el marcador en el definitivo empate a dos.

La cosa aún fue peor para los de Joaquín Caparrós, que tras un buen partido y haberse hecho acreedores a la victoria, se quedaron sin premio alguno tras el gol de Cristiano Ronaldo cuando al choque le quedaban apenas segundos para acabar.